Dom. Mar 7th, 2021

Un grupo de investigadores obtiene la secuencia genética de la cepa original de Penicillium, un hallazgo que también puede ayudar a combatir las resistencias actuales,

En 1928, al menos según su propio relato, Alexander Fleming cambió las reglas de un enfrentamiento milenario. Desde su aparición, los humanos amenazados por las infecciones bacterianas tenían poco más que su sistema inmune como defensa y muchas veces no era suficiente. Quemaduras o heridas sin demasiada gravedad se volvían letales. Pero ese año, mientras trabajaba en la Escuela de Medicina del Hospital de Santa María en Londres, Fleming descubrió cómo unos cultivos bacterianos de Staphylococcus aureus habían resultado contaminados por hongos del género Penicillium. Después, una colaboración internacional impulsada por los gobiernos de EE UU y Reino Unido y el apoyo de farmacéuticas como Merck y Pfizer lograron producir los primeros antibióticos en masa a partir de 1943, aún a tiempo para salvar a miles de combatientes en la Segunda Guerra Mundial.

Seguir leyendo

Por