Dom. May 9th, 2021

España incumple el plazo para transponer la directiva comunitaria que obliga a las plataformas audiovisuales con una sede en la UE a reservar un 30% del catálogo a producciones del continente,

Ya no basta con Patria, White Lines, Criminal o Las chicas del cable. Visto que Netflix o HBO ingresan dinero del público europeo, la UE quiere que incluyan más cine y series del viejo continente para proteger a la industria audiovisual europea. El texto de la nueva directiva lo deja claro en su artículo 13: “Los Estados miembros velarán por que los prestadores de servicios de comunicación audiovisual […] dispongan de un porcentaje de al menos el 30 % de obras europeas en sus catálogos y garanticen la prominencia de dichas obras”. La reforma vale para cualquier plataforma de streaming de películas y series que tenga alguna sede en Europa; fue aprobada en 2018 y el plazo para transponerla venció el pasado sábado 19 de septiembre. España lleva tanto retraso que no se puede ni estimar una fecha para su votación.

Seguir leyendo

Por