Mar. May 18th, 2021

El Boijmans van Beinungen en Róterdam ha construido un gigantesco almacén para exhibir el total de las 151.000 obras de su colección,

El segundo bien más preciado de los museos es el espacio, y la falta de sitio para exponer los millares de obras guardadas en sus almacenes es la queja más frecuente de los directores. Róterdam, la ciudad que alberga la arquitectura más valiente de Países Bajos, ha buscado la forma de resolver este problema aplicando ese mismo adjetivo a su último edificio dedicado al arte: se llama Depot y se levanta junto al museo Boijmans van Beuningen. Es el primero de su clase en el mundo, pensado para conservar y mostrar las 151.000 piezas del conjunto de su colección, que abarca desde el arte medieval hasta el contemporáneo. El nuevo espacio espera convertirse además un punto de encuentro urbano. Y lo intenta desde su misma fachada, con miles de placas de cristal instaladas de forma circular, de forma que producen un cautivador efecto como de espejo. Presentado este jueves, las obras del museo Boijmans estarán instaladas en el Depot el año próximo, permitiendo que el visitante admire un conjunto artístico que no se había ofrecido completo hasta la fecha.

Seguir leyendo

Por