Dom. Ago 1st, 2021

Las piezas recuperadas en locales y pisos de Madrid y Barcelona son parte de la herencia que el industrial dejó a los barceloneses en 1991 pero que sus hijas se han negado a entregar desde entonces,

En febrero y en marzo, mientras la población estaba confinada en sus casas por la pandemia, agentes de la Guardia Civil, dentro de la Operación Mecenazgo y siguiendo las órdenes del juez entraron en un total de siete pisos y almacenes de Madrid y Barcelona en las que las hijas y los nietos de Julio Muñoz Ramonet habían escondido las obras que Barcelona reclama desde 1995. En estos almacenes se pudieron incautar de más de 470 obras, la mayoría pinturas, pero también cerámicas, tapices y miniaturas que el industrial en 1991 había dejado a la ciudad en testamento su finca de la calle Muntaner y todo su contenido, entre ellos una importante colección de obras de arte de valor incalculable.

Seguir leyendo

Por