Jue. Jun 24th, 2021

La japonesa Minako Wada lleva una década como restauradora de papel en el Prado, donde introdujo una milenaria técnica de limpieza,

En la repisa situada junto a su mesa, Minako Wada (Tokio, 50 años) guarda dos pócimas esenciales para su trabajo. Son dos tarros de cristal con restos de cenizas de hojas de bambú y de roble, un polvo que ya los romanos usaban para blanquear y desinfectar la ropa. Wada fue la primera profesional en utilizar esas cenizas para limpiar obras sobre papel en el Museo del Prado, donde trabaja como restauradora desde hace una década.

Seguir leyendo

Por