Lun. Jun 14th, 2021

Buena parte de los cuadros de la exposición ‘Invitadas’ fueron premios en las exposiciones nacionales, aunque a menudo hayan sido ignorados,

Que nadie se llame a engaño frente a la pintura del siglo XIX y sus representaciones de las mujeres, muy abundantes en Europa por otra parte. Bajo la apariencia previsible y a menudo oficialista —la segunda mitad del siglo tiene fama de tediosa—, se esconden claves esenciales para desentrañar cierta situación social que explicaría, entre otras cosas, la escasa fortuna crítica de las mujeres dispuestas a salir de las categorías impuestas. Son las escritoras, artistas e incluso copistas; jóvenes que, reflexionaba Rilke en su autobiografía, salían de una casa venida a menos, dispuestas a ver el mundo e incluso a ganarse la vida. En todo caso, mejor el museo que la iglesia como excusa para salir a la calle. Mil veces mejor.

Seguir leyendo

Por