Dom. Ago 1st, 2021

La historia de una pareja gay que se ve abocada a cuidar a los hijos de una amiga no acierta ni como drama ni como comedia,

La nueva película del director turco italiano Ferzan Ozpetek (Hamam: el baño turco) se detiene en la crisis de una pareja gay que de la noche a la mañana se encuentra con la tarea de cuidar a los dos hijos pequeños de una íntima amiga enferma. El resultado es un clásico enredo de padres por sorpresa que aquí se centra más en la crisis de una pareja al borde de la separación que en el pánico ante su nuevo esquema familiar, aunque es obvio que los niños provocarán algo nuevo en la pareja. Quizá Ozpetek sabe qué quiere contar pero el batiburrillo de tonos de su nueva película solo se presta a la confusión. Un drama con algún momento tragicómico y con un arranque a dos bandas que, aunque se aclara al final, resulta desconcertante. Pero lo peor es la ristra de personajes secundarios: un plantel de comedia costumbrista que resulta burdo y caricaturesco y que afecta sobre todo a los personajes del vecindario, que no se sabe muy bien qué pintan ahí, por no hablar de la esperpéntica recta final en la casa de la abuela-bruja.

Seguir leyendo

Por