Lun. Jun 21st, 2021

El extremo suma diez tantos en Primera y apunta al registro histórico de los años 30 de 11 goles antes de la mayoría de edad,

Resulta bien complicado ganarse la confianza y el respeto del Barcelona, que no el cariño, porque eso ya depende de feeling y carácter. Así, a medida que los jóvenes del filial ascendían al primer equipo en los últimos años, la respuesta del grupo, campeón de todo lo habido y por haber, solía ser similar. “No está mal, tiene cosas”, decían sin demasiado entusiasmo. Hasta que Ansu Fati, todavía con 16 años, asomó la pata por el Camp Nou. “Este sí que es bueno, muy bueno”, repetían con aprobación. No se equivocaba el camerino como tampoco los entrenadores, pues Valverde le dio la tentativa, Setién le ofreció un ramillete de encuentros consecutivos y con Koeman es titular. El imberbe extremo responde como sabe: con goles. Así lo explicó frente al Villarreal con dos dianas y así se subrayó en Balaídos con otra. Pichichi de la Liga junto a Morales (Levante), Aspas (Celta), Maxi Gómez (Valencia) y Gerard Moreno y Alcácer (Villarreal).

Seguir leyendo

Por