Lun. Mar 8th, 2021

El técnico del Sevilla lamenta la ocasión perdida por En-Nesyri en el minuto 87, cuando se quedó mano a mano ante Neuer,

Es la era del fútbol de aspiración científica y animados por la fortuna que promete la industria una creciente multitud de asistentes apoyan a los entrenadores en jornadas maratonianas de análisis. Entre todos examinan vídeos, cifras, fórmulas, para desentrañar, dicen, esas cosas que denominan “detalles” y que, por lo que aseguran, son la chicha de los partidos más competidos. Se supone que esta dedicación abrumadora redunda en un juego más sofisticado, más sutil, más espectacular. Pero la Supercopa de Europa —gran velada de inauguración de la temporada— solo se destrabó con la jugada que debieron patentar los padres fundadores del balompié. El arcano del fútbol cuántico resultó ser el balón a la olla.

Seguir leyendo

Por