Dom. Feb 28th, 2021

Unos 15.500 espectadores, 500 de ellos sevillistas, asisten al encuentro entre las críticas de las autoridades locales y un virus al alza en Budapest,

Unos 500 aficionados del Sevilla se trasladaron hasta Budapest para asistir a la histórica final de la Supercopa, que el Sevilla ha perdido por 2-1 ante el Bayern. Lo que más llamó la atención de los hinchas fue que la mascarilla no es obligatoria en Hungría, por lo que pudieron disfrutar de un paseo por la capital húngara sin ella (aunque algunos la llevaban). Los aficionados se movieron por el centro de la ciudad e incluso algunos acudieron a una fan zone desangelada.

Seguir leyendo

Por