Vie. Abr 16th, 2021

La denuncia de Isaac Cuende llegó hasta el Supremo, que acaba de sentenciar que los repartidores son asalariados,

El pasado miércoles fue un día histórico para los repartidores de las plataformas digitales: el Supremo sentenció que son asalariados y no autónomos, y zanjó el debate tras años de sentencias contradictorias en instancias inferiores. Para Isaac Cuende (Santander, 1965), la celebración fue doble. El fallo del alto tribunal llega gracias a la denuncia que este exrider interpuso contra Glovo, la empresa de reparto para la cual estuvo trabajando durante dos años. “Hemos celebrado la sentencia con mucha alegría para los derechos de los trabajadores y las generaciones futuras. Y también porque significa que a veces la justicia escucha a las personas anónimas”, dice al otro lado del teléfono.

Seguir leyendo

Por