Vie. Jul 23rd, 2021

El “trumpismo”, como el estalinismo, parece inspirar desdén por los científicos y cariño por los charlatanes,

Últimamente he estado pensando en Trofim Lysenko. ¿Quién? Lysenko, un agrónomo soviético que decidió que toda la genética moderna estaba equivocada y de hecho iba contra los principios del marxismo-leninismo. Negaba incluso que existieran los genes, e insistía en que las viejas teorías sobre la evolución desacreditadas hacía tiempo eran de hecho correctas. Los verdaderos científicos se asombraban de su ignorancia.

Seguir leyendo

Por