Vie. Abr 16th, 2021

La constructora española tiene otras reclamaciones por la liquidación de la construcción de la infraestructura centroamericana,

Sacyr y sus socios del Grupo Unidos por el Canal (GUPC, el grupo de constructoras que realizó la ampliación de la infraestructura) tendrán que devolver 240 millones de dólares (unos 206 millones de euros) a la Administración del Canal de Panamá (ACP). El laudo conocido este viernes, dictado por la Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés), supone un varapalo para las aspiraciones de Sacyr y sus socios, que habían reclamado 500 millones. Esta reclamación, no obstante, supone solamente el 8,8% del total de las demandas interpuestas por GUPC, que ascienden a más de 5.000 millones de euros por sobrecostes en la construcción de la infraestructura, que lleva funcionando desde 2016.

Seguir leyendo

Por