Lun. Mar 1st, 2021

Castilla-La Mancha se desmarca alegando que la densidad de población de Madrid es diferente a otras comunidades,

Domingo de llamadas entre Administraciones. Ignacio Aguado se ha situado en la proa. El vicepresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid levantó el teléfono esta mañana para dialogar con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias. El movimiento político del líder de Ciudadanos en la región ha sido clave para desatascar las negociaciones entre La Moncloa y la Puerta Sol tras el ultimátum de Sanidad de este sábado. El silencio de Aguado era atronador. Llevaba callado 48 horas. El entorno de la presidenta, Isabel Ayuso, ha visto el movimiento con buenos ojos: el Gobierno regional no está dispuesto a romper las relaciones, pero, eso sí, exige “medidas comunes” para todas las comunidades. El PP ha movido ficha en otra gran comunidad con altos índices de contagios. La Junta de Castilla y León del popular Alfonso Fernández Mañueco se ha sumado la petición. Y a última hora de esta noche, el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, también. “El Gobierno de España debe marcar ya unos objetivos para todo el territorio”, ha dicho. Sevilla, Madrid y Valladolid van de la mano en la exigencia de criterios comunes para todas las comunidades.

Seguir leyendo

Por