Lun. Ago 2nd, 2021

El Ministerio de Derechos Sociales diseña un plan de choque que presentará a las comunidades para revertir los recortes de 2012 y cuya dotación económica está sujeta a que se aprueben los Presupuestos,

El Gobierno se compromete a inyectar 603,2 millones de euros en dependencia en 2021. En un documento que ha enviado a las comunidades, al que ha tenido acceso EL PAÍS, plantea “un plan de choque para el impulso del sistema”, que prevé acabar con los recortes de 2012 y de 2013. Contempla aumentar el número de horas de ayuda a domicilio, extender la teleasistencia a todos los dependientes que no vivan en residencias o permitir que ciertos servicios sean compatibles con prestaciones económicas. Se trata de la hoja de ruta del Ministerio de Derechos Sociales y prevé cambios legislativos, pero la competencia es autonómica, por lo que las medidas, que están pensadas para desarrollarse durante tres años, deben ser debatidas y aprobadas en el Consejo Interterritorial del próximo 2 de octubre, en el que el ministerio se reúne con las comunidades. El compromiso de financiación está sujeto a que el Ejecutivo, que sigue negociando los Presupuestos, consiga el apoyo necesario para sacarlos adelante.

Seguir leyendo

Por