Dom. Feb 28th, 2021

La renovación de la mitad de la Cámara Alta francesa confirma la mayoría de la derecha y la debilidad de LREM,

Es un partido al servicio de un hombre, con poco debate interno, sin implantación territorial ni dirigentes capaces de cuestionar al líder. Y es un partido que desde su victoria en las presidenciales de hace tres años y medio no ha vuelto a ganar en las urnas. La República en Marcha (LREM) de Emmanuel Macron sufrió el domingo una nueva derrota electoral. Esta vez, en las elecciones al Senado francés, bastión de la vieja política. La paradoja es que la crisis de LREM no impide que el presidente Macron resista en los sondeos y no aparezca, por ahora, ningún opositor que le haga sombra.

Seguir leyendo

Por