Sáb. Feb 27th, 2021

El partido de Puigdemont alega ante la juez prejuicios por 493.000 euros si se paralizan la denominación,

La crisis desatada entre Junts per Catalunya y el PDeCAT por la manera como el entorno del expresidente Carles Puigdemont se hizo con la marca con la que se ha presentado en las últimas elecciones ya está en manos de la justicia. El Juzgado de Primera Instancia número tres de Barcelona celebró ayer la vista preliminar de la demanda presentada contra Junts por el partido heredero de Convergència, que pide que se anulen los acuerdos mediante los cuales se cambió la titularidad de la formación en junio pasado. El PDeCAT ha pedido como medida cautelar que se le prohíba a Puigdemont usar la marca, algo que, según, la defensa generaría un perjuicio económico de más de 490.000 euros.

Seguir leyendo

Por