Mié. Ago 4th, 2021

Clare Bronfman ha sido condenada a 81 meses de cárcel acusada de utilizar su ingente patrimonio para silenciar a las víctimas de la turbia organización,

La heredera del imperio licorero Seagram, Clare Bronfman, ha sido condenada a seis años y nueve meses de prisión por su pertenencia a la secta Nxivm, la turbia organización de estructura piramidal que se hacía pasar por un grupo de autoayuda y que ha resultado ser una trama rocambolesca de oscuros negocios, blanqueo de dinero y esclavitud sexual. Una condena que llega tras tres años de sospechas e investigaciones y después de que The New York Times informara de que existía un núcleo de mujeres dentro de la organización que ejercían de esclavas sexuales del líder, Keith Raniere, quien grababa a fuego sus iniciales en sus pelvis y las sometía a castigos además de chantajearlas. Una secta en la que Bronfman ha participado activamente hasta el punto de que con su fortuna adquirió una isla en Fiji y la puso a disposición de Raniere y otros trabajadores de la organización como refugio cuando comenzó el escándalo.

Seguir leyendo

Por