Jue. Abr 15th, 2021

Carrie Symonds viaja al lago de Como con su hijo y tres amigas mientras que el primer ministro británico endurece las restricciones sociales y se queja de su sueldo,

Reino Unido mira estos días con temor a la segunda ola del coronavirus. Al igual que en España, la situación se está complicando por días, con casos de contagios y de fallecimientos al alzo. Eso ha hecho que Boris Johnson, su primer ministro, se haya decidido a tomar medidas urgentes y advertir a la población de que la segunda oleada es real. Las reuniones se han limitado a un máximo de seis personas y se han endurecido las restricciones sociales, con menos reuniones, horarios de apertura de comercios y hostelería más estrictos y uso de mascarillas permanente en lugares cerrados, entre otras. A estas alturas, ya no se descarta otro confinamiento total.

Seguir leyendo

Por