Vie. Jul 23rd, 2021

El
Ayuntamiento de Madrid
hizo ayer un llamamiento al gobierno de Pedro Sánchez para que elimine las tasas de reposición, al menos en el caso de servicios esenciales como Madrid Salud o los de emergencias, para poder reforzar sus plantillas con plazas fijas y no con «parches». «Tenemos un problema estructural, que es la tasa de reposición, por eso tenemos que parchear los refuerzos de la plantilla con planes de empleo y contrataciones temporales», lamentó ayer la portavoz del gobierno municipal, Inmaculada Sanz, que subrayó en que la plantilla del Samur ya partía con «carencias importantes» del anterior mandato que dejaban el servicio en una «situación complicada» antes de la pandemia.

Para paliarlo y atender a la emergencia sanitaria, el 13 de marzo se incorporaron 100 nuevos efectivos en el Samur de categorías relacionadas con la gestión de la pandemia. «De esos efectivos, 36 se dotaron con carácter estable, lo quiero resaltar. Tres eran funcionarios de carrera reingresados y 33 eran funcionarios interinos de vacantes, que luego serán sustituidos por funcionarios de nuevo ingreso derivados del proceso selectivo que se pueda hacer en su momento», explicó la también delegada de Seguridad, que incidió en que se trata, por tanto, de personal que va a «formar parte» de la «estructura» del Ayuntamiento y que «no tienen ese carácter eventual».

«Parches» para contratar
Además de esas 36 plazas, se hizo un refuerzo de 51 personas con contrato temporal de seis meses «a través de acumulación de tareas», que, aseguro, es la fórmula que permitía contratarlos «de la manera más urgente posible». Ese medio centenar de empleados son los que a finales de septiembre concluirán su contrato. Para contrarrestar esta pérdida de efectivos, el Área de Hacienda y Personal ya ultima un plan de empleo temporal con 52 nuevas plazas y 6 nuevos interinos que ocuparán la plaza mientras esté vacante. En total, serán 58, 7 más que en el pasado marzo.

En concreto, se reforzará la plantilla con cuatro médicos, cuatro enfermeros y 44 trabajadores sociales, que estarán incorporados «en muy poquitos días», según informó la portavoz, que destacó que estos servicios «tienen todo el apoyo total del Gobierno municipal» y van a «tratar de seguir reforzando sus plantillas».,
El
Ayuntamiento de Madrid
hizo ayer un llamamiento al gobierno de Pedro Sánchez para que elimine las tasas de reposición, al menos en el caso de servicios esenciales como Madrid Salud o los de emergencias, para poder reforzar sus plantillas con plazas fijas y no con «parches». «Tenemos un problema estructural, que es la tasa de reposición, por eso tenemos que parchear los refuerzos de la plantilla con planes de empleo y contrataciones temporales», lamentó ayer la portavoz del gobierno municipal, Inmaculada Sanz, que subrayó en que la plantilla del Samur ya partía con «carencias importantes» del anterior mandato que dejaban el servicio en una «situación complicada» antes de la pandemia.

Para paliarlo y atender a la emergencia sanitaria, el 13 de marzo se incorporaron 100 nuevos efectivos en el Samur de categorías relacionadas con la gestión de la pandemia. «De esos efectivos, 36 se dotaron con carácter estable, lo quiero resaltar. Tres eran funcionarios de carrera reingresados y 33 eran funcionarios interinos de vacantes, que luego serán sustituidos por funcionarios de nuevo ingreso derivados del proceso selectivo que se pueda hacer en su momento», explicó la también delegada de Seguridad, que incidió en que se trata, por tanto, de personal que va a «formar parte» de la «estructura» del Ayuntamiento y que «no tienen ese carácter eventual».

«Parches» para contratar
Además de esas 36 plazas, se hizo un refuerzo de 51 personas con contrato temporal de seis meses «a través de acumulación de tareas», que, aseguro, es la fórmula que permitía contratarlos «de la manera más urgente posible». Ese medio centenar de empleados son los que a finales de septiembre concluirán su contrato. Para contrarrestar esta pérdida de efectivos, el Área de Hacienda y Personal ya ultima un plan de empleo temporal con 52 nuevas plazas y 6 nuevos interinos que ocuparán la plaza mientras esté vacante. En total, serán 58, 7 más que en el pasado marzo.

En concreto, se reforzará la plantilla con cuatro médicos, cuatro enfermeros y 44 trabajadores sociales, que estarán incorporados «en muy poquitos días», según informó la portavoz, que destacó que estos servicios «tienen todo el apoyo total del Gobierno municipal» y van a «tratar de seguir reforzando sus plantillas».

Por