Mar. Mar 9th, 2021

Con el objetivo de reducir la presión de los hospitales y aumentar la capacidad de camas disponibles para atender a pacientes con Covid-19 en la Comunidad de Madrid, dos nuevos hoteles medicalizados se unirán al que ya funcionaba como tal desde marzo, al inicio del estado de alarma. Así, según anunció ayer el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, ya está preparado para atender enfermos el NH Leganés y desde el 1 de octubre podría hacerlo el Vía Castellana.

Los tres alojamientos estarán supervisados por personal sanitario. Por ello, es el Hospital Gregorio Marañón del que depende el Hotel Ayre Colón. A su vez, los profesionales del Severo Ochoa son los que han revisado «con criterios clínicos» la adaptación del NH Leganés y de ese centro hospitalario será del que dependa el hotel. Por último, la clínica de referencia para el hotel Vía Castellana será La Paz.

El hotel de Leganés que desde ayer estará en funcionamiento dispone de 3 plantas con 69 habitaciones, individuales y dobles, para recibir a un total de 120 pacientes. Las plantas se han sectorizado en tres zonas de colores, verde, amarilla y roja, para realizar desplazamientos seguros por dentro del edificio y evitar posibles contagios. El equipo de este establecimiento estará formado por médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores y personal de limpieza y de cocina, así como de personal de seguridad y de mantenimiento del hotel NH. A él vendrán pacientes derivados de varios hospitales de la zona sur de la Comunidad de Madrid, ubicados en los municipios de Leganés, Fuenlabrada, Mostoles, Getafe, Parla, Alcorcón o también el Hospital 12 de Octubre de la capital.

«Disponemos de una potente red de centros sanitarios y tenemos capacidad en ellos, hay disponibilidad de camas de UCI y todos los centros de salud están abiertos», afirmó Zapatero. Sin embargo, el gobierno de la Comunidad ha preferido reforzar el sistema para reducir la presión y garantizar al mismo tiempo «la mejor asistencia al paciente», para que «se sienta protegido».

La Comunidad de Madrid llegó a contar con 13 establecimientos hoteleros medicalizados en distintos puntos de la región durante las semanas más duras de la primera oleada de la pandemia. A estos hoteles llegan pacientes derivados de los hospitales de referencia o de la propia red de centros de salud de Atención Primaria. Suelen tratarse a personas contagiadas con una evolución favorable de la enfermedad, en situación de pre-alta pero que aún necesitan mantenerse bajo vigilancia y observación médica durante un tiempo. También se acoge a pacientes que por motivos sociales no pueden mantener las condiciones de aislamiento en su residencia habitual.,
Con el objetivo de reducir la presión de los hospitales y aumentar la capacidad de camas disponibles para atender a pacientes con Covid-19 en la Comunidad de Madrid, dos nuevos hoteles medicalizados se unirán al que ya funcionaba como tal desde marzo, al inicio del estado de alarma. Así, según anunció ayer el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, ya está preparado para atender enfermos el NH Leganés y desde el 1 de octubre podría hacerlo el Vía Castellana.

Los tres alojamientos estarán supervisados por personal sanitario. Por ello, es el Hospital Gregorio Marañón del que depende el Hotel Ayre Colón. A su vez, los profesionales del Severo Ochoa son los que han revisado «con criterios clínicos» la adaptación del NH Leganés y de ese centro hospitalario será del que dependa el hotel. Por último, la clínica de referencia para el hotel Vía Castellana será La Paz.

El hotel de Leganés que desde ayer estará en funcionamiento dispone de 3 plantas con 69 habitaciones, individuales y dobles, para recibir a un total de 120 pacientes. Las plantas se han sectorizado en tres zonas de colores, verde, amarilla y roja, para realizar desplazamientos seguros por dentro del edificio y evitar posibles contagios. El equipo de este establecimiento estará formado por médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores y personal de limpieza y de cocina, así como de personal de seguridad y de mantenimiento del hotel NH. A él vendrán pacientes derivados de varios hospitales de la zona sur de la Comunidad de Madrid, ubicados en los municipios de Leganés, Fuenlabrada, Mostoles, Getafe, Parla, Alcorcón o también el Hospital 12 de Octubre de la capital.

«Disponemos de una potente red de centros sanitarios y tenemos capacidad en ellos, hay disponibilidad de camas de UCI y todos los centros de salud están abiertos», afirmó Zapatero. Sin embargo, el gobierno de la Comunidad ha preferido reforzar el sistema para reducir la presión y garantizar al mismo tiempo «la mejor asistencia al paciente», para que «se sienta protegido».

La Comunidad de Madrid llegó a contar con 13 establecimientos hoteleros medicalizados en distintos puntos de la región durante las semanas más duras de la primera oleada de la pandemia. A estos hoteles llegan pacientes derivados de los hospitales de referencia o de la propia red de centros de salud de Atención Primaria. Suelen tratarse a personas contagiadas con una evolución favorable de la enfermedad, en situación de pre-alta pero que aún necesitan mantenerse bajo vigilancia y observación médica durante un tiempo. También se acoge a pacientes que por motivos sociales no pueden mantener las condiciones de aislamiento en su residencia habitual.

Por