Dom. May 9th, 2021

Los vecinos de Galapagar no quieren a Pablo Iglesias, al menos, como presidente de la Comunidad de Madrid. La localidad en la que se compró una vivienda en 2018 y donde reside actualmente le ha dado la espalda en las urnas aupando al Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso, que se convierte en primera fuerza. Unidas Podemos se debe conformar con ser la quinta opción.

Ayuso consigue este 4-M el 46% de los votos, con el 36,66% escrutado, 23,63 puntos más que hace tan solo dos años. El Partido Socialista, primera fuerza en 2019, cae hasta la tercera posición, haciéndose solamente con el 14,70% y descendiendo 9,80 puntos. La segunda fuerza la ocupa ahora Más Madrid, el partido de Mónica García y el excompañero de Iglesias, Íñigo Errejón. García obtiene el 16,21% de los votos y sube 2,74 puntos.

El cuarto puesto es para Vox y Rocío Monasterio, que se mantienen en la cuarta posición, la misma que en los anteriores comicios. Eso sí, también pierde apoyos: se queda con el 10,91% de los votos, 1,80 puntos menos.

Iglesias debe conformarse con ser la quinta fuerza entre sus vecinos, aunque el escrutinio le da una ligera mejoría respecto a 2019. En este sentido, Iglesias consigue el 7,22% de las papeletas emitidas, 1,71 puntos más.,
Los vecinos de Galapagar no quieren a Pablo Iglesias, al menos, como presidente de la Comunidad de Madrid. La localidad en la que se compró una vivienda en 2018 y donde reside actualmente le ha dado la espalda en las urnas aupando al Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso, que se convierte en primera fuerza. Unidas Podemos se debe conformar con ser la quinta opción.

Ayuso consigue este 4-M el 46% de los votos, con el 36,66% escrutado, 23,63 puntos más que hace tan solo dos años. El Partido Socialista, primera fuerza en 2019, cae hasta la tercera posición, haciéndose solamente con el 14,70% y descendiendo 9,80 puntos. La segunda fuerza la ocupa ahora Más Madrid, el partido de Mónica García y el excompañero de Iglesias, Íñigo Errejón. García obtiene el 16,21% de los votos y sube 2,74 puntos.

El cuarto puesto es para Vox y Rocío Monasterio, que se mantienen en la cuarta posición, la misma que en los anteriores comicios. Eso sí, también pierde apoyos: se queda con el 10,91% de los votos, 1,80 puntos menos.

Iglesias debe conformarse con ser la quinta fuerza entre sus vecinos, aunque el escrutinio le da una ligera mejoría respecto a 2019. En este sentido, Iglesias consigue el 7,22% de las papeletas emitidas, 1,71 puntos más.

Por