Dom. Feb 28th, 2021

Cuando la banda liderada por el británico debutó en 2004, no había artistas con aspecto de ser más jóvenes y del momento que ellos. Ahora regresan para demostrar que crecer es sumar, no restar,

Son las diez de la mañana. La conexión a Internet se entrecorta, el sonido crepita y, de repente, el color estalla en la pantalla negra de mi ordenador y aparece un somnoliento Mike Skinner manipulando los controles. “¿Me ves? No. Vaya. Espera un momento, lo siento”. Es la típica conversación torpe de Zoom a la que nos acostumbramos durante el confinamiento. Resulta encantador ver en mi pantalla una versión tan desgarradoramente amable del arrogante cantante de The Streets viéndoselas y deseándoselas con la configuración de audio (“aunque no lo parezca, soy un ingeniero de sonido titulado”, bromea). Cuando entrevisté a Skinner en mayo, Reino Unido se encontraba en los peores momentos de la pandemia. Encerrado en casa, me resulta raro verle a la luz matutina y no en un videoclip frente a un restaurante de kebabs o moviéndose en la oscuridad de un club. Está sentado en el sofá entre dos altavoces enormes y con cientos de copias de la nueva mixtape de The Streets desparramadas a su espalda, una escena que también aparece en el vídeo I wish you loved you as much as you love him que él mismo dirigió y editó (“no me he dedicado a tocar el clarinete durante el confinamiento, pero sí he aprendido a hacer un vídeo musical”) y en las docenas de clips que realiza para publicar en redes sociales.

Seguir leyendo

Por