Mié. Feb 24th, 2021

Las crisis políticas se precipitan y multiplican a la espera de que la económica presente su peor cara,

Todo el mundo en el entorno del poder tenía claro que el otoño iba a ser muy complicado. Pero nadie imaginó que la crisis política explotaría tan rápido, tan fuerte y en tantos frentes. Aún no ha estallado en toda su plenitud, gracias a los ERTE, las ayudas y la capacidad de resistencia de trabajadores y empresas, el problema más complicado de gestionar: el económico, que dominará el otoño y el invierno. Pero otros, de naturaleza política, se han adelantado.

Seguir leyendo

Por