Mié. Ago 4th, 2021

La covid ahonda la brecha de género: las mujeres asumen más carga de trabajo y cuidados, son más frágiles ante la pobreza y la violencia y tienen menos voz en la toma de decisiones,

Este año tocaba aniversario, pero ha quedado deslucido. Se cumplen 25 años de la Conferencia de Pekín la gran cita mundial sobre los derechos de las mujeres, que en 1995 congregó a 190 países. Cinco lustros después, la situación ha mejorado lo justo. Ningún país es totalmente igualitario y cerca del 80% de los planes no se han ejecutado, según estimaciones europeas. Las mujeres son aún mucho más frágiles ante la pobreza, no ocupan la mitad de los puestos de poder aunque son algo más de la mitad de la población, acusan más la violencia y la inseguridad, ocupan los peores trabajos y asumen de forma abrumadora los que ni siquiera se pagan: los cuidados y el hogar. La pandemia amenaza con deteriorar más esa realidad. “A menos que actuemos ahora, la covid-19 podría borrar una generación de frágil progreso hacia la igualdad de género”, advirtió este jueves el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, en un discurso ante la Asamblea General, que conmemora estos días el aniversario.

Seguir leyendo

Por