Vie. Mar 5th, 2021

La magistrada es la primera mujer con un cargo público en tener una capilla ardiente en el Capitolio,

Ruth Bader Ginsburg continúa escribiendo la historia de Estados Unidos. La juez de 87 años fallecida hace una semana se ha convertido este viernes en la primera mujer que ostentó un cargo público en tener su capilla ardiente en el Capitolio de Washington. También es la primera judía en recibir sendo honor, reservado principalmente para presidentes y héroes de guerra. Con una íntima ceremonia en el Statuary Hall culminan los tres días de homenaje que le ha rendido la capital estadounidense a la magistrada que defendió la igualdad de género durante toda su carrera. Desde que se dio a conocer la noticia de su muerte, miles de personas se han acercado hasta el máximo tribunal para agradecerle su incansable lucha por la justicia. Los dos últimos días, la gente hizo cola durante horas para despedirse frente al ataúd expuesto en las escaleras del edificio judicial.

Seguir leyendo

Por