Lun. Mar 1st, 2021

El colectivo de personas sordas lamenta que la pandemia ha perjudicado enormemente su situación social, sobre todo por el uso de mascarillas,

Josep Maria acude a la farmacia. Ante el preceptivo cartel de ‘mascarilla obligatoria’ que cuelga de la mampara (también protectora) del mostrador, lo primero que hace es pedirle al farmacéutico si se la puede bajar. Josep Maria, profesor y administrativo de la Federació de Persones Sordes de Catalunya (FESOCA), es sordo de nacimiento. “Ante gente que lleva mascarilla, no puedo leer los labios y yo necesito leer los labios y captar la expresión facial para comunicarme”, explica. Su situación es común al más de millón de personas sordas que hay en España y a buena parte de los siete millones que padecen algún tipo de capacidad auditiva y que estos días celebran la semana internacional de las personas sordas.

Seguir leyendo

Por