Lun. Jun 14th, 2021

Confusión y resignación entre propietarios y clientes de bares y de restaurantes en la primera noche de aplicación (sin multas) de la norma que confina la capital,

La noche tenía algo de simulacro. Nada parecía real. Madrid cerró los negocios a partir de las diez de la noche, aunque sin muchas prisas y de mala gana. Los dueños de los comercios y bares parecían confundidos, pendientes de qué hacía el de enfrente. Este confinamiento light, acordado después del pulso entre Sanidad y el Gobierno de Madrid, no estaba nada claro. La ciudadanía parecía aturdida.

Seguir leyendo

Por