Vie. Abr 16th, 2021

El hombre, de 39 años, hizo de escudo humano con sus tres hijos, todos menores de seis años, cuando tres asaltantes abrieron fuego en un concesionario de el Bronx,

El pasado lunes por la tarde, Anthony Jefferson fue con sus tres hijos a un concesionario del Bronx en Nueva York con la intención de comprar un coche. Allí se produjeron una serie de sucesos que han cambiado la vida de este estadounidense de 39 años y su familia. Como se ve en el vídeo que encabeza este artículo, publicado por la policía neoyorquina, tres asaltantes entraron en el establecimiento y comenzaron a disparar. Jefferson no dudó y se tiró encima de sus hijos de seis, cinco y dos años para protegerlos y como consecuencia de su acción recibió un balazo. Al no poder andar por el momento debido a las heridas sufridas, el padre ha perdido los dos trabajos que desempeñaba, uno como pintor en una empresa de mantenimiento y el otro como constructor, tal y como publica el tabloide norteamericano TMZ, que cita como fuente a su esposa.

Seguir leyendo

Por