Mar. Mar 2nd, 2021

Los de Míchel, superiores y con más criterio con el balón durante gran parte del duelo, obligaron al equipo che a defender delante de Jaume,

En un partido plano, vulgar y sometido por el Huesca, un recién ascendido, el Valencia, horrible, no pasó del empate. Los cruzados de Míchel, superiores y con más criterio con balón durante gran parte del duelo, maniataron y empujaron al once del murciélago a defender delante de Jaume. El Valencia, que marcó en un golpe de suerte, solo generó luego la ocasión de Gameiro, que llegó en el tramo final. Javi Gracia grita refuerzos a falta de nueve días para que se cierre la ventana de fichajes de invierno. Con el entrenador cabizbajo y decepcionado, el Valencia, sin proyecto deportivo, está encallado.

Seguir leyendo

Por