Dom. Ago 1st, 2021

La Unión Europea y el dirigente opositor Henrique Capriles exigen un cambio de calendario para lograr más garantías,

Las elecciones legislativas fijadas para el 6 de diciembre en Venezuela se han convertido en el eje central de la pugna política del país, con repercusiones en los equilibrios internos de la oposición, en el choque entre el presidente, Nicolás Maduro, y sus rivales, y también en el tablero internacional. El Gobierno rechazó este jueves aplazar la convocatoria que renovará la Asamblea Nacional, dominada desde 2015 por las fuerzas críticas con el chavismo. Lo hizo después de que la Unión Europea solicitara formalmente celebrarlas en el primer semestre de 2021 al considerar que no se dan, de momento, las garantías para una competición en paridad de condiciones. Bruselas declinó así la posibilidad de enviar una misión de observación y el líder opositor Henrique Capriles, que hace un mes se había abierto a participar, también dio marcha atrás y exigió posponer el proceso electoral.

Seguir leyendo

Por