Lun. Ago 2nd, 2021

La pandemia acentúa la posición dominante de Alemania en Europa mientras expone el fallo sistémico español,

Como una luz fría y terrible que irrumpe de repente en una velada, el coronavirus expone sin piedad quién realmente somos. No solo, como bien pronto se podía intuir, la magnanimidad o pusilanimidad de los individuos: también, queda evidente ahora, de qué madera están hechos Estados, instituciones, organizaciones. De los cuerpos presentes en esa interrumpida velada europea —tan dulce en el recuerdo de antes de que se prendiera la luz— el español está entre los más desmejorados. Quizá el que más.

Seguir leyendo

Por