Sáb. May 8th, 2021

 , La crisis económica, iniciada en abril de 2018 y agudizada con la pandemia, golpeó el ingreso de las familias. El cepo cambiario, con el cupo de compra de US$200 mensuales endurecido hace unas semanas, limita las opciones para tratar de salvar el valor de los recursos con los que se cuenta. La inflación –aun cuando haya estado contenida por la cuarentena– y la recesión –que hizo que se perdieron muchas fuentes de trabajo– erosionan el poder de compra en las familias. Y los pesos queman en el bolsillo de quienes logran tener un excedente. En ese escenario, en entidades financieras, bancos y fintech existen alternativas de inversiones en pesos para intentar mantener el valor de los ahorros, con herramientas preparadas para el grado de riesgo que acepta asumir cada ciudadano.

Por