Lun. Mar 1st, 2021

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha participado en el Foro ABC-Deloitte y allí ha lanzado la propuesta de que el salario mínimo ínterprofesional esté exento de impuestos y cotizaciones. De este modo, explica, «quienes la cobran tendrán 850 euros más al año».

El Gobierno de Madrid quiere ser «parte de la solución» de la España postCovid, y por eso mantiene su promesa de llevar a cabo «la mayor rebaja fiscal de la historia», y también quiere continuar las políticas de test masivos de antígenos y el equilibro entre Sanidad y Economia a la hora de combatir el Covid. Medidas que, insiste, se están traduciendo en mejora de los datos epidemiológicos.

«En Madrid decidimos que hay que ir contra el virus, pero no hemos dejado que la pandemia acabe con todo», defiende. Ayuso ha encarado la adversidad, apunta, «desde el principio: tenía pocos escaños, no fui aceptada como candidata y fui despreciada por la izquierda mediática». Entiende que «no es algo personal; el objetivo es la Comunidad, un bastión político y un espejo para que los ciudadanos comparen politicas».

El mejor ejemplo de esto, dice, es «el la enfermedad que les ha causado el Hospital Isabel Zendal, un hospital público que, sin respeto a sus pacientes y sus profesionales, han querido convertir en un circo», ha criticado. La vacunación masiva de los madrileños comenzará en primavera, según ha adelantado esta mañana en el Foro ABC.

A su vez, insiste Ayuso, estas políticas «al servicio del ciudadano» está permitiendo una mejora económica de la región: «Frente a los 10.000 empleos perdidos en España, Madrid ha creado o recuperado ya 80.000». Además, «una de cada cuatro nuevas empresas se crean en Madrid».

No ha esquivado la presidenta el espinoso asunto de las posibles fusiones entre los partidos de la derecha. En este sentido, Díaz Ayuso cree que «el voto de centro-derecha volverá a unirse», espera que a la sombra de Pablo Casado. Ya adelantaba el lunes que «yo tengo de facto una fusión PP-Cs en el Gobierno de Madrid».,
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha participado en el Foro ABC-Deloitte y allí ha lanzado la propuesta de que el salario mínimo ínterprofesional esté exento de impuestos y cotizaciones. De este modo, explica, «quienes la cobran tendrán 850 euros más al año».

El Gobierno de Madrid quiere ser «parte de la solución» de la España postCovid, y por eso mantiene su promesa de llevar a cabo «la mayor rebaja fiscal de la historia», y también quiere continuar las políticas de test masivos de antígenos y el equilibro entre Sanidad y Economia a la hora de combatir el Covid. Medidas que, insiste, se están traduciendo en mejora de los datos epidemiológicos.

«En Madrid decidimos que hay que ir contra el virus, pero no hemos dejado que la pandemia acabe con todo», defiende. Ayuso ha encarado la adversidad, apunta, «desde el principio: tenía pocos escaños, no fui aceptada como candidata y fui despreciada por la izquierda mediática». Entiende que «no es algo personal; el objetivo es la Comunidad, un bastión político y un espejo para que los ciudadanos comparen politicas».

El mejor ejemplo de esto, dice, es «el la enfermedad que les ha causado el Hospital Isabel Zendal, un hospital público que, sin respeto a sus pacientes y sus profesionales, han querido convertir en un circo», ha criticado. La vacunación masiva de los madrileños comenzará en primavera, según ha adelantado esta mañana en el Foro ABC.

A su vez, insiste Ayuso, estas políticas «al servicio del ciudadano» está permitiendo una mejora económica de la región: «Frente a los 10.000 empleos perdidos en España, Madrid ha creado o recuperado ya 80.000». Además, «una de cada cuatro nuevas empresas se crean en Madrid».

No ha esquivado la presidenta el espinoso asunto de las posibles fusiones entre los partidos de la derecha. En este sentido, Díaz Ayuso cree que «el voto de centro-derecha volverá a unirse», espera que a la sombra de Pablo Casado. Ya adelantaba el lunes que «yo tengo de facto una fusión PP-Cs en el Gobierno de Madrid».

Por