Dom. May 9th, 2021

Gareth Bale, a todos los efectos jugador del Tottenham durante la campaña en curso, ha dicho que no se arrepiente de nada de lo que hizo en el Real Madrid. También ha destacado cómo las dificultades que atravesó durante su exitoso periplo en el conjunto blanco le han ayudado a madurar.

A la inversión ligeramente superior a los 100 millones de euros que el Madrid hizo por el galés en 2013 le sucedieron cuatro Champions, dos Ligas y más de 100 goles con la camiseta blanca.

Con todo, las opiniones en torno a su figura nunca terminaron de estar consolidadas a su favor, flagrante para el sector crítico su falta de compromiso y su preocupante historial de lesiones. Sus desencuentros con Zinedine Zidane pusieron la guinda a su salida, finalmente en forma de cesión, al Tottenham.

«No me arrepiento de nada. Solo lo intento y juego, es todo lo que puedo hacer, y todo lo demás que se dice desde fuera escapa a mi control», expuso Bale a Sky Sports. «Lo que otros hayan dicho es cosa suya. Tengo una opinión de mí mismo y mi familia conoce exactamente lo que soy, eso es todo lo que me preocupa», continuó.

«Ir a otra cultura, un país diferente, me hizo madurar como persona más allá del fútbol», explicó. Respecto al Tottenham, dijo que en el tiempo que ha estado fuera «han crecido mucho y alcanzaron la final de la Champions League, el club tiene un nuevo estadio y es, en definitiva, mejor». «Solo quiero aportar a todo eso. Quiero intentarlo y aportar un poco más al equipo, intentar progresar más, seguir avanzando en la dirección correcta», concluyó.,
Gareth Bale, a todos los efectos jugador del Tottenham durante la campaña en curso, ha dicho que no se arrepiente de nada de lo que hizo en el Real Madrid. También ha destacado cómo las dificultades que atravesó durante su exitoso periplo en el conjunto blanco le han ayudado a madurar.

A la inversión ligeramente superior a los 100 millones de euros que el Madrid hizo por el galés en 2013 le sucedieron cuatro Champions, dos Ligas y más de 100 goles con la camiseta blanca.

Con todo, las opiniones en torno a su figura nunca terminaron de estar consolidadas a su favor, flagrante para el sector crítico su falta de compromiso y su preocupante historial de lesiones. Sus desencuentros con Zinedine Zidane pusieron la guinda a su salida, finalmente en forma de cesión, al Tottenham.

«No me arrepiento de nada. Solo lo intento y juego, es todo lo que puedo hacer, y todo lo demás que se dice desde fuera escapa a mi control», expuso Bale a Sky Sports. «Lo que otros hayan dicho es cosa suya. Tengo una opinión de mí mismo y mi familia conoce exactamente lo que soy, eso es todo lo que me preocupa», continuó.

«Ir a otra cultura, un país diferente, me hizo madurar como persona más allá del fútbol», explicó. Respecto al Tottenham, dijo que en el tiempo que ha estado fuera «han crecido mucho y alcanzaron la final de la Champions League, el club tiene un nuevo estadio y es, en definitiva, mejor». «Solo quiero aportar a todo eso. Quiero intentarlo y aportar un poco más al equipo, intentar progresar más, seguir avanzando en la dirección correcta», concluyó.

Por