Lun. Abr 19th, 2021

El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Institut de Cultura (Icub), destinará 600.000 euros a la compra de obras de arte contemporáneo para dar apoyo al tejido cultural de la ciudad, un sector «especialmente perjudicado por la crisis» producida por la pandemia.

Según ha explicado el teniente de alcalde de Cultura, Joan Subirats, en rueda de prensa este martes, las propuestas se podrán presentar hasta el 22 de marzo, y la convocatoria está destinada a galerías con sede en Barcelona o su área metropolitana y a artistas y colectivos a título personal.

El Museu d’Art Contemporani de Barcelona (Macba) será el encargado de articular el proceso de compra de las obras, que una vez adquiridas pasarán a formar parte del fondo de arte del Ayuntamiento, que se encargará de depositarlas en las diferentes colecciones de la ciudad y «garantizar su circulación y visibilización».

El director del Macba, Ferran Barenblit, ha celebrado en su intervención que la decisión de adquirir obras de arte para dar apoyo al sector, y ha remarcado que cuando se hace una compra como esta es para siempre: «Se garantiza el acceso de la ciudadanía a la obra no solo ahora, sino también en el futuro».

La iniciativa se enmarca en el tercer plan de apoyo al tejido cultural de la ciudad presentado en octubre por el Ayuntamiento, con el que buscan reforzar los aspectos de creación, ayudando también a los «creadores concretos», y no solo a instituciones o entidades culturales.

Han explicado que buscan poner en valor a nuevos talentos a la vez que reconocen y patrimonializan a aquellas generaciones que todavía no forman parte de los fondos públicos. A su vez, quieren enriquecer las colecciones de las instituciones de la ciudad y expandir así su «capacidad de ser relatores del arte contemporáneo», ha explicado Subirats.

Las obras escogidas tendrán que ser representativas de la contemporaneidad artística de la ciudad y de la trayectoria artística de sus autores, y la comisión tendrá en cuenta también la adecuación de las obras a las líneas de trabajo de las colecciones que las acogerán, así como aspectos más prácticos relacionados con la conservación de las obras. Se regirá además por un criterio de redistribución económica para poder llegar al máximo número de artistas y galerías posibles.

Conforman el jurado Barenblit; la directora y conservadora de la Colección del Macba, Antònia Maria Perelló; el galerista y miembro del Consejo General del Macba, Joan Anton Maragall; el representante del Museu Nacional d’Art de Catalunya (Mnac) Àlex Mitrani, y la directora artística del Centre d’Art Contemporani Fabra i Coats, Joana Hurtado.

También la artista Lúa Coderch y la comisaria de exposiciones Martina Millà, ambas designadas por el Consell de Cultura, así como la gerente del Icub, Mónica Mateos Guerrero, y el gerente del Consorci Macba, Josep Maria Carreté, estos dos últimos con voz, pero sin voto.,
El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Institut de Cultura (Icub), destinará 600.000 euros a la compra de obras de arte contemporáneo para dar apoyo al tejido cultural de la ciudad, un sector «especialmente perjudicado por la crisis» producida por la pandemia.

Según ha explicado el teniente de alcalde de Cultura, Joan Subirats, en rueda de prensa este martes, las propuestas se podrán presentar hasta el 22 de marzo, y la convocatoria está destinada a galerías con sede en Barcelona o su área metropolitana y a artistas y colectivos a título personal.

El Museu d’Art Contemporani de Barcelona (Macba) será el encargado de articular el proceso de compra de las obras, que una vez adquiridas pasarán a formar parte del fondo de arte del Ayuntamiento, que se encargará de depositarlas en las diferentes colecciones de la ciudad y «garantizar su circulación y visibilización».

El director del Macba, Ferran Barenblit, ha celebrado en su intervención que la decisión de adquirir obras de arte para dar apoyo al sector, y ha remarcado que cuando se hace una compra como esta es para siempre: «Se garantiza el acceso de la ciudadanía a la obra no solo ahora, sino también en el futuro».

La iniciativa se enmarca en el tercer plan de apoyo al tejido cultural de la ciudad presentado en octubre por el Ayuntamiento, con el que buscan reforzar los aspectos de creación, ayudando también a los «creadores concretos», y no solo a instituciones o entidades culturales.

Han explicado que buscan poner en valor a nuevos talentos a la vez que reconocen y patrimonializan a aquellas generaciones que todavía no forman parte de los fondos públicos. A su vez, quieren enriquecer las colecciones de las instituciones de la ciudad y expandir así su «capacidad de ser relatores del arte contemporáneo», ha explicado Subirats.

Las obras escogidas tendrán que ser representativas de la contemporaneidad artística de la ciudad y de la trayectoria artística de sus autores, y la comisión tendrá en cuenta también la adecuación de las obras a las líneas de trabajo de las colecciones que las acogerán, así como aspectos más prácticos relacionados con la conservación de las obras. Se regirá además por un criterio de redistribución económica para poder llegar al máximo número de artistas y galerías posibles.

Conforman el jurado Barenblit; la directora y conservadora de la Colección del Macba, Antònia Maria Perelló; el galerista y miembro del Consejo General del Macba, Joan Anton Maragall; el representante del Museu Nacional d’Art de Catalunya (Mnac) Àlex Mitrani, y la directora artística del Centre d’Art Contemporani Fabra i Coats, Joana Hurtado.

También la artista Lúa Coderch y la comisaria de exposiciones Martina Millà, ambas designadas por el Consell de Cultura, así como la gerente del Icub, Mónica Mateos Guerrero, y el gerente del Consorci Macba, Josep Maria Carreté, estos dos últimos con voz, pero sin voto.

Por