Sáb. Jul 31st, 2021

Las tarjetas agropecuarias y los créditos con el aval de sociedades de garantía recíproca se muestran como las mejores alternativas,

Para la compra de los insumos necesarios para implantar los cultivos de grano gruesos 2021/22 habría que diferenciar dos situaciones: quienes tienen grano de la campaña anterior en stock y los que no lo conservan.

En el primer caso, lo mejor sería venderlo o entregarlo y pagar al contado el fertilizante, por ejemplo. Las razones son simples: los precios de la soja o del maíz disponibles son mayores que las cotizaciones de abril o mayo de 2022 en dólares. Además, es muy probable que el costo de retirar el fertilizante financiado sea mayor al ritmo de devaluación del dólar que se prevé de acuerdo a lo ocurrido en las últimas semanas.

Carne: la Mesa de Enlace no avalará más restricciones a las exportaciones

Tarjetas agropecuarias

Para los que no conservan grano del ciclo anterior, las tarjetas agropecuarias serían la mejor opción para adquirir semillas y agroquímicos. Si se considera el abanico de plásticos agropecuarios, las que ofrecen plazos más largos y tasas más bajas son las del Banco Nación y del Banco Provincia.

Con ambas tarjetas se puede obtener financiación de 120 hasta 360 días, con tasas que van del 22 al 28% nominal anual, como se dijo, exclusivamente para la adquisición de semillas y agroquímicos (herbicidas, insecticidas y fungicidas).

Granos: las exportaciones perdieron en un mes US$1687 millones en valor

Por su parte, la banca privada -representada principalmente por las tarjetas de Banco Galicia, Banco Santander, Agro Cabal y Banco Francés- ofrece préstamos a 120-270 días, con tasas que superan el 30% nominal anual. Específicamente, en Galicia Rural está la Plataforma Galicia, que permite financiar compras a más de un año con una tasa del 33,5% anual. Estas tarjetas también financian exclusivamente semillas y agroquímicos.

Para la compra financiada de fertilizante -una inversión generalmente de alto monto- la alternativa más conveniente es la emisión de cheques propios con el aval de una sociedad de garantía recíproca, que permite trabajar con una tasa del 35% anual más 3% para los gastos de la sociedad y del agente de Bolsa.

Crédito bancario para evolución

Actualmente, esta alternativa no es muy conveniente para las empresas agrícolas que necesiten capital de trabajo porque continúa vigente la circular 7240. Esta norma restringe el acceso a los créditos para Inversión Productiva con tasa subsidiada al 95% de los productores. Si tienen en su poder soja o trigo no pueden ser beneficiarios de estos préstamos en bancos públicos ni en privados.

Las empresas agropecuarias sí pueden acceder a fondeo para capital de trabajo con prestamos convencionales, con tasas de mercado, del orden del 50% anual, no compatibles con la rentabilidad del negocio agrícola. La financiación comercial en dólares gira en torno del 1,5-2% mensual.

La recomendación final para los productores es analizar con detenimiento la tasa que se está dispuesto a pagar para financiar los insumos, en comparación con la tasa de rendimiento del Rofex, que mide la evolución del tipo de cambio futuro. Esta tasa bajó en las últimas semanas por las menores expectativas de devaluación del peso que se barajan para lo que queda de 2021.

Otra recomendación sería la compra anticipada de insumos agrícolas porque puede haber restricciones para la importación, problemas de producción por la pandemia y aumento de área sembrada (sobre todo de maíz y de girasol).

El autor es especialista en financiamiento de AZ-Group

Por