Jue. May 6th, 2021

Se ha convertido en los últimos días en uno de los rostros más buscados de país desde que se hiciera público su presunto intento de asesinato a su marido, Josep Maria Mainat. Tal vez por este motivo la alemana Angela Dobrowolski, de 37 años, protagonizó el pasado lunes una pintoresca y teatral aparición cuando salió de su domicilio que, desde el pasado jueves, está rodeado por los paparazzi y medios de comunicación.

Fue precisamente ayer cuando se conoció que Dobrowolski debía abandonar la casa que comparte con el productor antes de la media noche, pero lo cierto es que lo hizo unas horas antes, ataviada con una peluca negra, gafas de sol, mascarilla también oscura y sin mediar palabra. Lo más sorprendente de todo es que Angela se fue sin ningún tipo de equipaje y, tras meterse en un taxi y alejarse de la vivienda, volvió a reaparecer y a entrar en su interior unos minutos más tarde.

Angela Dobrowolski

Telecinco

El interior de este domicilio se ha convertido en epicentro de todo tipo de teorías conspiranoicas. Según han desvelado en «El Programa de Ana Rosa», la vivienda de Mainat se encontraba publicada en una web en la que se alquilaban sus habitaciones para «encuentros íntimos». «Tengo habitaciones en una casa muy moderna, garaje gratuito en el mismo edificio, todas las habitaciones tienen baños privados, sweet jacuzzi, jardín, piscina, salón compartido, terraza, cocina», reza el anuncio que ha reproducido el citado programa y en el que, aseguran, el teléfono de contacto es el de la propia Angela.

Mainat y Dobrowolski en su bodaUna polémica que esta ha negado a través de su abogado, tal y como ha informado Laura Fa, que está en contacto con él. Según sus palabras, el letrado le ha transmitido la imagen de Angela como «una mujer sola delante de un hombre poderoso que está asustada y no sabe cómo reaccionar». Además, sostiene que el peculiar atuendo con el que salió de la casa responde a sus deseos de preservar su intimidad por el bien de sus dos hijos, fruto del matrimonio con el productor televisivo.

El lunes también salía a la luz que Dobrowolski decidió denunciar a su marido por maltrato días después de que se produjera el supuesto intento de asesinato. La noche de los hechos, el fundador de la productora Gestmusic entró en un cuadro de hipoglucemia, una bajada de azúcar y luego en coma, por lo que estuvo dos días en el hospital. Según la investigación de los Mossos, la mujer usó durante la noche un glucómetro para ir midiendo el nivel de azúcar del marido y, aunque llegó a niveles en los que había riesgo de muerte, no hizo nada. Sin embargo, Angela Dobrowolski decidió después llamar a una ambulancia. Tras el interrogatorio, y a pesar de las contradicciones en las versiones que ofreció a la Policía y a la niñera, a quien el propio Mainat confesó el presunto intento de asesinato, Dobrowolski fue puesta en libertad condicional.,
Se ha convertido en los últimos días en uno de los rostros más buscados de país desde que se hiciera público su presunto intento de asesinato a su marido, Josep Maria Mainat. Tal vez por este motivo la alemana Angela Dobrowolski, de 37 años, protagonizó el pasado lunes una pintoresca y teatral aparición cuando salió de su domicilio que, desde el pasado jueves, está rodeado por los paparazzi y medios de comunicación.

Fue precisamente ayer cuando se conoció que Dobrowolski debía abandonar la casa que comparte con el productor antes de la media noche, pero lo cierto es que lo hizo unas horas antes, ataviada con una peluca negra, gafas de sol, mascarilla también oscura y sin mediar palabra. Lo más sorprendente de todo es que Angela se fue sin ningún tipo de equipaje y, tras meterse en un taxi y alejarse de la vivienda, volvió a reaparecer y a entrar en su interior unos minutos más tarde.

Angela Dobrowolski

Telecinco

El interior de este domicilio se ha convertido en epicentro de todo tipo de teorías conspiranoicas. Según han desvelado en «El Programa de Ana Rosa», la vivienda de Mainat se encontraba publicada en una web en la que se alquilaban sus habitaciones para «encuentros íntimos». «Tengo habitaciones en una casa muy moderna, garaje gratuito en el mismo edificio, todas las habitaciones tienen baños privados, sweet jacuzzi, jardín, piscina, salón compartido, terraza, cocina», reza el anuncio que ha reproducido el citado programa y en el que, aseguran, el teléfono de contacto es el de la propia Angela.

Mainat y Dobrowolski en su bodaUna polémica que esta ha negado a través de su abogado, tal y como ha informado Laura Fa, que está en contacto con él. Según sus palabras, el letrado le ha transmitido la imagen de Angela como «una mujer sola delante de un hombre poderoso que está asustada y no sabe cómo reaccionar». Además, sostiene que el peculiar atuendo con el que salió de la casa responde a sus deseos de preservar su intimidad por el bien de sus dos hijos, fruto del matrimonio con el productor televisivo.

El lunes también salía a la luz que Dobrowolski decidió denunciar a su marido por maltrato días después de que se produjera el supuesto intento de asesinato. La noche de los hechos, el fundador de la productora Gestmusic entró en un cuadro de hipoglucemia, una bajada de azúcar y luego en coma, por lo que estuvo dos días en el hospital. Según la investigación de los Mossos, la mujer usó durante la noche un glucómetro para ir midiendo el nivel de azúcar del marido y, aunque llegó a niveles en los que había riesgo de muerte, no hizo nada. Sin embargo, Angela Dobrowolski decidió después llamar a una ambulancia. Tras el interrogatorio, y a pesar de las contradicciones en las versiones que ofreció a la Policía y a la niñera, a quien el propio Mainat confesó el presunto intento de asesinato, Dobrowolski fue puesta en libertad condicional.

Por