Sáb. Jun 19th, 2021

Los locales de ocio nocturno volverán a abrir en unos días en Cataluña después de que hayan estado quince meses consecutivos con la persiana bajada por culpa de las restricciones por la pandemia del coronavirus. La Generalitat aprobará la reapertura el próximo lunes a través del Procicat, que será vigente desde el próximo 21 de junio, después de haberlo acordado con el sector este viernes en una reunión.

Además de poder abrir, los locales celebran que podrán usar la pista de baile. Era una de sus máximas reivindicaciones, una condición imprescindible para volver a trabajar, y es que hace un año, cuando durante un mes y poco más se permitió volver a abrir discotecas, se prohibió el baile y solo se permitió usar ese espacio con mesas y sillas. «La clave es que no se desnaturalice la esencia de la actividad de las salas de baile», han destacado este viernes fuentes del sector.

A pesar de la buena noticia, bares y discotecas lamentan que no puedan abrir hasta el lunes 21, solo dos días antes de la verbena de San Juan. El empresariado nocturno pedía poder hacerlo antes para que sus negocios pudieran estar rodados de cara a la noche más corta del año, que será la primera gran fecha para la actividad. Los locales lamentan, en este sentido, que mientras sus locales tienen la persiana bajada este fin de semana y el próximo seguirán produciéndose botellones y fiestas ilegales.

«Nuestros locales son espacios seguros y como tales se les tiene que ver. Somos la solución al problema y no el problema«, han recordado recientemente portavoces de Fecasarm, una de las patronales del sector.

Bailar, pero sin consumiciones en las manos
Generalitat y sector han concretado en la reunión de este viernes las condiciones de la reapertura. La actividad se permitirá de momento hasta las 3.30 horas de la madrugada en discotecas, o las 3.00 en caso de los bares musicales. Estos horarios se irán alargando de forma progresiva de acuerdo con la evolución de la pandemia.

También se ha concretado que se permitirá el baile, pero con mascarilla y sin tener una consumición en las manos. Por otro lado, los locales arrancarán con una ocupación del 50% en el interior y del 100% en el exterior, cumpliendo en ambos casos las restricciones dictadas en mesas de restauración (de 6 o 10 personas en función de si es un espacio cerrado o al aire libre).,
Los locales de ocio nocturno volverán a abrir en unos días en Cataluña después de que hayan estado quince meses consecutivos con la persiana bajada por culpa de las restricciones por la pandemia del coronavirus. La Generalitat aprobará la reapertura el próximo lunes a través del Procicat, que será vigente desde el próximo 21 de junio, después de haberlo acordado con el sector este viernes en una reunión.

Además de poder abrir, los locales celebran que podrán usar la pista de baile. Era una de sus máximas reivindicaciones, una condición imprescindible para volver a trabajar, y es que hace un año, cuando durante un mes y poco más se permitió volver a abrir discotecas, se prohibió el baile y solo se permitió usar ese espacio con mesas y sillas. «La clave es que no se desnaturalice la esencia de la actividad de las salas de baile», han destacado este viernes fuentes del sector.

A pesar de la buena noticia, bares y discotecas lamentan que no puedan abrir hasta el lunes 21, solo dos días antes de la verbena de San Juan. El empresariado nocturno pedía poder hacerlo antes para que sus negocios pudieran estar rodados de cara a la noche más corta del año, que será la primera gran fecha para la actividad. Los locales lamentan, en este sentido, que mientras sus locales tienen la persiana bajada este fin de semana y el próximo seguirán produciéndose botellones y fiestas ilegales.

«Nuestros locales son espacios seguros y como tales se les tiene que ver. Somos la solución al problema y no el problema«, han recordado recientemente portavoces de Fecasarm, una de las patronales del sector.

Bailar, pero sin consumiciones en las manos
Generalitat y sector han concretado en la reunión de este viernes las condiciones de la reapertura. La actividad se permitirá de momento hasta las 3.30 horas de la madrugada en discotecas, o las 3.00 en caso de los bares musicales. Estos horarios se irán alargando de forma progresiva de acuerdo con la evolución de la pandemia.

También se ha concretado que se permitirá el baile, pero con mascarilla y sin tener una consumición en las manos. Por otro lado, los locales arrancarán con una ocupación del 50% en el interior y del 100% en el exterior, cumpliendo en ambos casos las restricciones dictadas en mesas de restauración (de 6 o 10 personas en función de si es un espacio cerrado o al aire libre).

Por