Sáb. Feb 27th, 2021

Dos de los sectores que más han sufrido el Covid-19 se han aliado en una iniciativa en Zamora que aúna cultura y comercio tradicional para sumar fuerzas frente a los efectos económicos de la pandemia. Tras un verano en el que los músicos se han quedado sin actuaciones, siete grupos zamoranos encontraron este sábado un nuevo escenario en el que actuar, el que constituyen los escaparates de pequeños negocios de la zona centro de Zamora.

La iniciativa «música & shop» parte de la Cámara de Comercio e Industria, que de esta forma trata de trasladar a los clientes y a la sociedad zamorana en general la jovialidad que transmiten grupos musicales y pequeños comercios minoristas. El secretario general del órgano cameral zamorano, Javier Díaz, subraya lo novedoso y oportuno de una iniciativa que únicamente tiene un precedente en Murcia. Se trata de acercar el comercio a través de la cultura y al igual que en esta primera edición se ha utilizado la música, se baraja ya, de cara al próximo año, abrir los escaparates a otros sectores culturales como el de la artesanía.

Así, el comercio se ofrece como soporte y da su apoyo testimonial a otro de los segmentos fuertemente castigados por la crisis. A la vez, anima a la gente a salir a la calle y perder el miedo a entrar en comercios, como forma de incentivar el maltrecho consumo en los negocios tradicionales.

La ruta sonora incluyó siete conciertos de unos cuarenta minutos de duración cada uno, programados a distintas horas de la jornada comercial del sábado. Los escaparates de boutiques de moda, tiendas de decoración del hogar y de productos de la tierra, librerías y floristerías ofertaron música de grupos de diferentes estilos con los que consiguieron atraer a viandantes que pasaban por céntricas calles como San Torcuato, Tres Cruces, la plaza del Maestro o el entorno de la Plaza Mayor.

Más acciones
Los conciertos que unen música y compras forman parte de un programa de actuaciones previstas este otoño por la Cámara de Comercio para apoyar el comercio minorista. Al aspecto más lúdico y sonoro se sumará en octubre una nueva estrategia formativa sustanciada en dos talleres que ayuden al pequeño comercio a adaptarse a los nuevos tiempos. Así, una de las acciones formativas irá encaminada a que los comercios aprendan a utilizar el servicio de mensajería Whatsapp como canal de ventas y promoción comercial. La otra enseñará a manejar un programa desde el que, de forma sencilla, pueden crear una aplicación para dispositivos móviles de bajo coste específica para su comercio.

Iniciativas que suenan tan bien como las actuaciones de las que ayer disfrutaron los zamoranos gracias a un proyecto que cuenta con el aval del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la UE.,
Dos de los sectores que más han sufrido el Covid-19 se han aliado en una iniciativa en Zamora que aúna cultura y comercio tradicional para sumar fuerzas frente a los efectos económicos de la pandemia. Tras un verano en el que los músicos se han quedado sin actuaciones, siete grupos zamoranos encontraron este sábado un nuevo escenario en el que actuar, el que constituyen los escaparates de pequeños negocios de la zona centro de Zamora.

La iniciativa «música & shop» parte de la Cámara de Comercio e Industria, que de esta forma trata de trasladar a los clientes y a la sociedad zamorana en general la jovialidad que transmiten grupos musicales y pequeños comercios minoristas. El secretario general del órgano cameral zamorano, Javier Díaz, subraya lo novedoso y oportuno de una iniciativa que únicamente tiene un precedente en Murcia. Se trata de acercar el comercio a través de la cultura y al igual que en esta primera edición se ha utilizado la música, se baraja ya, de cara al próximo año, abrir los escaparates a otros sectores culturales como el de la artesanía.

Así, el comercio se ofrece como soporte y da su apoyo testimonial a otro de los segmentos fuertemente castigados por la crisis. A la vez, anima a la gente a salir a la calle y perder el miedo a entrar en comercios, como forma de incentivar el maltrecho consumo en los negocios tradicionales.

La ruta sonora incluyó siete conciertos de unos cuarenta minutos de duración cada uno, programados a distintas horas de la jornada comercial del sábado. Los escaparates de boutiques de moda, tiendas de decoración del hogar y de productos de la tierra, librerías y floristerías ofertaron música de grupos de diferentes estilos con los que consiguieron atraer a viandantes que pasaban por céntricas calles como San Torcuato, Tres Cruces, la plaza del Maestro o el entorno de la Plaza Mayor.

Más acciones
Los conciertos que unen música y compras forman parte de un programa de actuaciones previstas este otoño por la Cámara de Comercio para apoyar el comercio minorista. Al aspecto más lúdico y sonoro se sumará en octubre una nueva estrategia formativa sustanciada en dos talleres que ayuden al pequeño comercio a adaptarse a los nuevos tiempos. Así, una de las acciones formativas irá encaminada a que los comercios aprendan a utilizar el servicio de mensajería Whatsapp como canal de ventas y promoción comercial. La otra enseñará a manejar un programa desde el que, de forma sencilla, pueden crear una aplicación para dispositivos móviles de bajo coste específica para su comercio.

Iniciativas que suenan tan bien como las actuaciones de las que ayer disfrutaron los zamoranos gracias a un proyecto que cuenta con el aval del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la UE.

Por