Mar. May 18th, 2021

El Gobierno de la Comunidad de Madrid está convencido de que sus restricciones por zonas básicas de salud eran la mejor solución para controlar la pandemia en lugar de la imposición del Ministerio de Sanidad del confinamiento de municipios enteros. Dos semanas después de poner en práctica el plan del Gobierno regional, los resultados han mejorado: 43 de las 46 zonas han bajado su nivel de incidencia. En toda la región, respecto a la situación de hace dos semanas, han mejorado tres cuartas partes de las 286 zonas, el 75%.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, hasta el martes 6 de octubre, en la región hay 710 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que hace tan solo una semana estaba en 775. En algunas de las zonas de salud confinadas el 21 de septiembre, la incidencia ha bajado a más de la mitad, especialmente en el distrito de Ciudad Lineal.

De esas 37 primeras zonas con restricciones, ha bajado el nivel en 35 de ellas. Los casos más significativos son La Elipa, Gandhi (Ciudad Lineal) y Puerta Bonita (Carabanchel). De una incidencia media de 1.270 en esas zonas en el momento de su confinamiento, se ha pasado a 880 en tan solo dos semanas, según los datos publicados por la Consejería de Sanidad este martes.

De la incidencia media de 1.085 en las ocho zonas confinadas el 28 de septiembre en el momento de las restricciones impuestas por el Gobierno regional se ha pasado a 806 actualmente. Han mejorado todas menos una; especialmente en García Noblejas, de nuevo en Ciudad Lineal, pero también en Campo de la Paloma (Puente de Vallecas).

Municipios y zonas confinadas
Las restricciones en zonas básicas de la Comunidad de Madrid dejaron paso al cierre de municipios enteros ordenado por el Gobierno central. Fuera de los diez grandes municipios madrileños confinados, todos los de más de 100.000 habitantes, incluida Madrid capital, tan solo quedan tres zonas confinadas: Reyes Católicos, en San Sebastián de los Reyes; Humanes de Madrid y, desde el 5 de octubre, Villa del Prado.

No obstante, el Gobierno regional, después de los datos de esta semana, podría extenderlo a otros municipios de menos de 100.000 habitantes, donde su criterio es el único válido, sin injerencia del Ministerio de Sanidad. No obstante, tan solo hay una zonas básicas de salud no confinadas con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, criterio usado por la Puerta del Sol. Es Colmenar Viejo Norte, con 1.006 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

Otros indicadores
La positividad en la Comunidad de Madrid también ha descendido, moderadamente, estas semanas. Del 23% de test con resultado positivo la semana previa a las restricciones del Gobierno regional al 18,2% de la semana pasada. Muy por encima todavía del límite del 10% fijado por el Ministerio de Sanidad para cerrar municipios de más de 100.000 habitantes.

El ritmo de crecimiento de las nuevas hospitalizaciones y de ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI) ha descendido, aunque los niveles de ocupación son todavía muy altos. El porcentaje de hospitalizados está en 22,3%, ligeramente por debajo de hace 14 días, 24,9%. El porcentaje de camas de UCI con pacientes de Covid-19 está todavía en niveles muy altos, un 40,5% de ocupación, frente al 38,2% de hace dos semanas; por encima del 35% fijado por el Gobierno central para la intervención.

Pelea política
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, afirmó, en una entrevista publicada en ABC el pasado domingo, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, tenían prisa en intervenir la región cuando constataron que las medidas fijadas por la Puerta del Sol eran efectivas. «Debieron ver los índices y cómo la curva empezaba a bajar, y fue cuando de repente nos impusieron una serie de medidas que bajo el mantra de que eran homogéneas para toda España, estaban perfectamente diseñadas para intervenir Madrid», aseguró Ayuso en la entrevista.

Salvador Illa, no obstante, se muestra escéptico con el espectacular descenso de la incidencia en la Comunidad de Madrid. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en rueda de prensa del lunes, prefirió ser «prudente» con la aparente mejora en la región. «Es cierto que hay zonas concretas de la Comunidad de Madrid que van mejorando y otras que no. Tenemos alguna duda sobre cómo pueden afectar los retrasos en la notificación y el uso los test rápidos de antígenos en los datos. Es mejor ser prudentes», sostuvo Simón.,
El Gobierno de la Comunidad de Madrid está convencido de que sus restricciones por zonas básicas de salud eran la mejor solución para controlar la pandemia en lugar de la imposición del Ministerio de Sanidad del confinamiento de municipios enteros. Dos semanas después de poner en práctica el plan del Gobierno regional, los resultados han mejorado: 43 de las 46 zonas han bajado su nivel de incidencia. En toda la región, respecto a la situación de hace dos semanas, han mejorado tres cuartas partes de las 286 zonas, el 75%.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, hasta el martes 6 de octubre, en la región hay 710 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que hace tan solo una semana estaba en 775. En algunas de las zonas de salud confinadas el 21 de septiembre, la incidencia ha bajado a más de la mitad, especialmente en el distrito de Ciudad Lineal.

De esas 37 primeras zonas con restricciones, ha bajado el nivel en 35 de ellas. Los casos más significativos son La Elipa, Gandhi (Ciudad Lineal) y Puerta Bonita (Carabanchel). De una incidencia media de 1.270 en esas zonas en el momento de su confinamiento, se ha pasado a 880 en tan solo dos semanas, según los datos publicados por la Consejería de Sanidad este martes.

De la incidencia media de 1.085 en las ocho zonas confinadas el 28 de septiembre en el momento de las restricciones impuestas por el Gobierno regional se ha pasado a 806 actualmente. Han mejorado todas menos una; especialmente en García Noblejas, de nuevo en Ciudad Lineal, pero también en Campo de la Paloma (Puente de Vallecas).

Municipios y zonas confinadas
Las restricciones en zonas básicas de la Comunidad de Madrid dejaron paso al cierre de municipios enteros ordenado por el Gobierno central. Fuera de los diez grandes municipios madrileños confinados, todos los de más de 100.000 habitantes, incluida Madrid capital, tan solo quedan tres zonas confinadas: Reyes Católicos, en San Sebastián de los Reyes; Humanes de Madrid y, desde el 5 de octubre, Villa del Prado.

No obstante, el Gobierno regional, después de los datos de esta semana, podría extenderlo a otros municipios de menos de 100.000 habitantes, donde su criterio es el único válido, sin injerencia del Ministerio de Sanidad. No obstante, tan solo hay una zonas básicas de salud no confinadas con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, criterio usado por la Puerta del Sol. Es Colmenar Viejo Norte, con 1.006 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

Otros indicadores
La positividad en la Comunidad de Madrid también ha descendido, moderadamente, estas semanas. Del 23% de test con resultado positivo la semana previa a las restricciones del Gobierno regional al 18,2% de la semana pasada. Muy por encima todavía del límite del 10% fijado por el Ministerio de Sanidad para cerrar municipios de más de 100.000 habitantes.

El ritmo de crecimiento de las nuevas hospitalizaciones y de ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI) ha descendido, aunque los niveles de ocupación son todavía muy altos. El porcentaje de hospitalizados está en 22,3%, ligeramente por debajo de hace 14 días, 24,9%. El porcentaje de camas de UCI con pacientes de Covid-19 está todavía en niveles muy altos, un 40,5% de ocupación, frente al 38,2% de hace dos semanas; por encima del 35% fijado por el Gobierno central para la intervención.

Pelea política
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, afirmó, en una entrevista publicada en ABC el pasado domingo, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, tenían prisa en intervenir la región cuando constataron que las medidas fijadas por la Puerta del Sol eran efectivas. «Debieron ver los índices y cómo la curva empezaba a bajar, y fue cuando de repente nos impusieron una serie de medidas que bajo el mantra de que eran homogéneas para toda España, estaban perfectamente diseñadas para intervenir Madrid», aseguró Ayuso en la entrevista.

Salvador Illa, no obstante, se muestra escéptico con el espectacular descenso de la incidencia en la Comunidad de Madrid. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en rueda de prensa del lunes, prefirió ser «prudente» con la aparente mejora en la región. «Es cierto que hay zonas concretas de la Comunidad de Madrid que van mejorando y otras que no. Tenemos alguna duda sobre cómo pueden afectar los retrasos en la notificación y el uso los test rápidos de antígenos en los datos. Es mejor ser prudentes», sostuvo Simón.

Por