Dom. Feb 28th, 2021

 , Faltaban apenas dos minutos para que terminara el partido de Boca en Medellín frente al DIM. Eduardo Salvio, hombre de fe y de repentino olfato goleador, hizo una diagonal y pescó el rebote que dio el arquero colombiano. Quizás otro futbolista hubiera pensado en el 9, o sea en Walter Bou. Pero el Toto le dio al arco. Y fue el único gol de Boca, que le significó tres puntos más y la posibilidad de clasificarse a los octavos de final el próximo martes con un empate en la Bombonera con Libertad de Paraguay, que ya no tendrá a Ramón Díaz en el banco de suplentes.

Por