Lun. Ago 2nd, 2021

El escritor estadounidense Dan Brown, de 56 años, se ha visto salpicado por serias acusaciones e infinitas críticas por parte de sus seguidores tras enfrentarse con su exesposa, Blythe Brown, de 68 años, quien presentó una demanda el pasado julio alegando ser la propia fuente de inspiración de muchas de sus obras, incluida la misteriosa historia que se esconde detrás de «El código Da Vinci», una novela con más de ochenta millones de ejemplares vendidos alrededor de todo el mundo.

Blythe acusa a su exmarido de «tergiversar» su patrimonio en una declaración financiera. De acuerdo con el Boston Globe, Blythe afirma que fue engañada porque fuera de su matrimonio, su relación se basaba en la «confianza, honestidad y un respeto mutuo», y sin embargo tras el desgaste emocional que subraya haber sufrido tras divorciarse, Dan se involucró en un «patrón sistemático constante de engaños y mentiras».

La demanda presentada el pasado julio en New Hampshire, Massachussets, hace énfasis en la afirmación de Brown, que hizo referencia a la ausencia de nuevos proyectos literarios durante el proceso del divorcio. Cuando en realidad, según Blythe, el escritor americano se encontraba realizando numerosas gestiones en su día para llevar a cabo «Langdon», una serie perteneciente a NBCUniversal, y un libro infantil llamado «Wild Symphony» (La sinfonía de animales), acompañado de un álbum de música clásica inspirado en canciones infantiles que elaboró hace treinta años, un momento en el que se encontraba al lado de su exmujer aspirando a convertirse en un gran músico.«Dan puede ganar millones con estos proyectos, que sin duda, es la razón por la que se los ocultó a Blythe», afirma una persona cercana a la familia al diario británico, Daily Mail Uk.

Portada del libro infantil publicado por Dan Brown, «Wild Symphony» ilustrado por Susan BatoriPor otro lado, uno de los abogados aclaró que la exesposa del autor «acordó un divorcio silencioso y sólo después se enteró de que durante años, la había estado engañando. Blythe pide que se responsabilice a su exmarido por su deshonestidad», comentó ante los medios sobre las numerosas infidelidades que surgieron a lo largo de su matrimonio.

Antes de que se hiciese oficial la separación, Forbes había publicado en su lista las ganancias anuales de la familia Brown donde se destacaron veinte millones de dólares, más un patrimonio neto con una estimación de más de 150 millones. En su defensa, Dan Brown afirma en un comunicado que «como parte del acuerdo de conciliación que alcanzamos como pareja, todos nuestros activos a esa fecha se enumeraron por escrito. Ese documento se convirtió en parte del decreto firmado cuando nos divorciamos en 2019. Le juré la veracidad de lo que estaba mencionado en esa lista, y a día de hoy mantengo ese estado financiero. Fuimos muy afortunados de que igualmente fuimos bendecidos con activos muy sustanciales con los que podemos seguir adelante de manera separada».

Aún así, las críticas no paran de salpicar a Brown ya que, según la demanda, utilizó en secreto su dinero para comprar regalos lujosos para sus mujeres, disminuyendo de una manera muy significativa su riqueza compartida con Blythe. Entre sus supuestos romances se encuentra la entrenadora personal de caballos de su exmujer, una peluquera, y una funcionaria de Anguila, donde Brown había adquirido una casa de vacaciones cuando se encontraba casado a Blythe.

Contrademanda por difamación y calumnia
Tras la afirmación de Blythe sobre los supuestos proyectos ocultos por parte de su exmarido durante el proceso de divorcio, Brown no se ha quedado de brazos cruzados y ha presentado una
contrademanda por «difamación y calumni
a»: «Sus afirmaciones de que mentí o escondí dinero son falsas. Mi exmujer solo quiere destruir mi legado», expresa el escritor en una reciente entrevista.

Una vez que se hicieron publicas las demandas y las afirmaciones de su mujer, empezaron a caer las criticas y Dan desveló al diario «The Sunday Times» que su editor había aprovechado esta oportunidad para impulsar sus ventas: «Todo el mundo piensa que eres el hombre más aburrido del mundo… ahora que has tenido aventuras con mujeres hermosas, tienes realmente una gran historia que contar».

En cuanto a su exmujer, Brown cuenta que cuando se separó, Blythe recibió la mitad de todo, pero que «no fue suficiente»: «En el final de nuestro matrimonio, cuando ambos buscábamos consuelo en otros lugares por separado, conocí a alguien especial. Ella está muy herida. Lo entiendo y le pido perdón. Pero creo que nada de lo que haga es suficiente para ella», comentó.,
El escritor estadounidense Dan Brown, de 56 años, se ha visto salpicado por serias acusaciones e infinitas críticas por parte de sus seguidores tras enfrentarse con su exesposa, Blythe Brown, de 68 años, quien presentó una demanda el pasado julio alegando ser la propia fuente de inspiración de muchas de sus obras, incluida la misteriosa historia que se esconde detrás de «El código Da Vinci», una novela con más de ochenta millones de ejemplares vendidos alrededor de todo el mundo.

Blythe acusa a su exmarido de «tergiversar» su patrimonio en una declaración financiera. De acuerdo con el Boston Globe, Blythe afirma que fue engañada porque fuera de su matrimonio, su relación se basaba en la «confianza, honestidad y un respeto mutuo», y sin embargo tras el desgaste emocional que subraya haber sufrido tras divorciarse, Dan se involucró en un «patrón sistemático constante de engaños y mentiras».

La demanda presentada el pasado julio en New Hampshire, Massachussets, hace énfasis en la afirmación de Brown, que hizo referencia a la ausencia de nuevos proyectos literarios durante el proceso del divorcio. Cuando en realidad, según Blythe, el escritor americano se encontraba realizando numerosas gestiones en su día para llevar a cabo «Langdon», una serie perteneciente a NBCUniversal, y un libro infantil llamado «Wild Symphony» (La sinfonía de animales), acompañado de un álbum de música clásica inspirado en canciones infantiles que elaboró hace treinta años, un momento en el que se encontraba al lado de su exmujer aspirando a convertirse en un gran músico.«Dan puede ganar millones con estos proyectos, que sin duda, es la razón por la que se los ocultó a Blythe», afirma una persona cercana a la familia al diario británico, Daily Mail Uk.

Portada del libro infantil publicado por Dan Brown, «Wild Symphony» ilustrado por Susan BatoriPor otro lado, uno de los abogados aclaró que la exesposa del autor «acordó un divorcio silencioso y sólo después se enteró de que durante años, la había estado engañando. Blythe pide que se responsabilice a su exmarido por su deshonestidad», comentó ante los medios sobre las numerosas infidelidades que surgieron a lo largo de su matrimonio.

Antes de que se hiciese oficial la separación, Forbes había publicado en su lista las ganancias anuales de la familia Brown donde se destacaron veinte millones de dólares, más un patrimonio neto con una estimación de más de 150 millones. En su defensa, Dan Brown afirma en un comunicado que «como parte del acuerdo de conciliación que alcanzamos como pareja, todos nuestros activos a esa fecha se enumeraron por escrito. Ese documento se convirtió en parte del decreto firmado cuando nos divorciamos en 2019. Le juré la veracidad de lo que estaba mencionado en esa lista, y a día de hoy mantengo ese estado financiero. Fuimos muy afortunados de que igualmente fuimos bendecidos con activos muy sustanciales con los que podemos seguir adelante de manera separada».

Aún así, las críticas no paran de salpicar a Brown ya que, según la demanda, utilizó en secreto su dinero para comprar regalos lujosos para sus mujeres, disminuyendo de una manera muy significativa su riqueza compartida con Blythe. Entre sus supuestos romances se encuentra la entrenadora personal de caballos de su exmujer, una peluquera, y una funcionaria de Anguila, donde Brown había adquirido una casa de vacaciones cuando se encontraba casado a Blythe.

Contrademanda por difamación y calumnia
Tras la afirmación de Blythe sobre los supuestos proyectos ocultos por parte de su exmarido durante el proceso de divorcio, Brown no se ha quedado de brazos cruzados y ha presentado una
contrademanda por «difamación y calumni
a»: «Sus afirmaciones de que mentí o escondí dinero son falsas. Mi exmujer solo quiere destruir mi legado», expresa el escritor en una reciente entrevista.

Una vez que se hicieron publicas las demandas y las afirmaciones de su mujer, empezaron a caer las criticas y Dan desveló al diario «The Sunday Times» que su editor había aprovechado esta oportunidad para impulsar sus ventas: «Todo el mundo piensa que eres el hombre más aburrido del mundo… ahora que has tenido aventuras con mujeres hermosas, tienes realmente una gran historia que contar».

En cuanto a su exmujer, Brown cuenta que cuando se separó, Blythe recibió la mitad de todo, pero que «no fue suficiente»: «En el final de nuestro matrimonio, cuando ambos buscábamos consuelo en otros lugares por separado, conocí a alguien especial. Ella está muy herida. Lo entiendo y le pido perdón. Pero creo que nada de lo que haga es suficiente para ella», comentó.

Por