Jue. May 6th, 2021

 , Los brazos en alto y la misión cumplida. Una batalla de más de 5 horas, un gladiador con la sonrisa como aliada. El ingreso a la selecta mesa de los mejores mejores 10 tenistas del planeta. Diego Schwartzman celebra la coronación ante Dominic Thiem para meterse en las semifinales de Roland Garros. Fue una lucha de más de cinco horas en el court central con una infinidad de vaivenes emocionales. Por eso, cuando se paró frente al micrófono en el medio de la cancha, el argentino soltó una frase que resumió perfecto lo que estaba viviendo después de semejante esfuerzo: “¿Por qué no sonreír?”.

Por