Mar. May 18th, 2021

El decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), Miguel Deyá, se opuso a la creación del curso «Especialista Universitario en Políticas e Investigación en Justicia de Transición y Memoria Democrática», que se pondrá en marcha este mismo mes de octubre. Deyá votó en contra de esa iniciativa impulsada por la UIB y pidió además el voto negativo, al entender que era «una forma de ingeniería social, para decidir desde el poder lo que es la historia».

Deyá ha explicado este martes a ABC que la citada iniciativa se debatió y votó durante el Consejo de Gobierno de la UIB celebrado la pasada semana. En dicha reunión había en torno a unas 40 personas. Además del voto en contra de Deyá, hubo otros dos «noes», aunque sólo por razones administrativas de tramitación del título. El decano se dirigió a los presentes en el Consejo de Gobierno indicando que lo único que acepta de la denominada Ley de Memoria Histórica —aprobada en 2007— e indirectamente del nuevo curso es que «cada uno tiene derecho a enterrar a sus antepasados donde quiera».

A continuación, Deyá anunció que votaría en contra de la titulación sobre «Memoria Democrática» por tres razones, «por coherencia personal
, porque tanto la citada ley como el curso obedecen a un designio del poder de imponer una lectura concreta de un hecho histórico y porque todo se reduce a lo acontecido después del 18 de julio de 1936, sin analizar las causas que condujeron a ese hecho». Deyá es, además de decano, profesor titular de Historia Moderna de la UIB. Por otro lado, son conocidas desde hace años sus críticas al nacionalismo y al independentismo en el ámbito universitario.

Cabe recordar, en ese sentido, que en octubre de 2017 la UIB abrió un expediente informativo a Deyá por su actuación contraria a varios actos estudiantiles celebrados en favor del referéndum ilegal del 1 de octubre de aquel año en Cataluña. En concreto, el 22 de septiembre de 2017 Deyá retiró una bandera estelada y una pancarta con la inscripción «Urna, grande y libre» que habían sido colocadas en la estatua ubicada en el claustro del edificio Ramón Llull. El citado expediente informativo se cerró en abril de 2018 sin que se impusiera al decano ningún tipo de sanción. Previamente, en la legislatura 2011-2015, Deyá había sido el director general de Universidad e Investigación en el Ejecutivo regional que en aquel periodo presidió el popular José Ramón Bauzá, quien actualmente es eurodiputado de Cs.

Apoyo institucional
El nuevo título propio de la UIB supondrá 36 créditos europeos para el año académico 2020-2021 y tendrá una duración de nueve meses de sesiones presenciales, desde el 29 de octubre de 2020 hasta el 27 de marzo de 2021, además de la presentación del trabajo final en los meses de junio y julio. Como se ha indicado, el citado título universitario ha sido impulsado por la UIB, con la colaboración de la Secretaría Autonómica de Memoria Democrática y Buen Gobierno, mediante la Dirección General de Memoria Democrática.

Precisamente, la portavoz del Ejecutivo balear, la socialista Pilar Costa, anunció ayer que el Govern había acordado este lunes autorizar una subvención directa de hasta 50.000 euros a favor de la UIB para la creación e impartición del mencionado curso sobre «Memoria Democrática». Costa explicó que esa nueva titulación universitaria «quiere dar respuesta a una demanda social creciente» para la promoción de «la verdad, la justicia y la reparación». La portavoz del Govern recordó, asimismo, que hasta ahora no existía ningún estudio «propio ni oficial en esta materia en la UIB», ni tampoco ninguna asignatura que tratase la cuestión desde una perspectiva interdisciplinaria.

En Baleares gobierna en la presente legislatura un tripartito conformado por el PSOE, Unidas Podemos y MÉS per Mallorca, bajo la presidencia de la socialista Francina Armengol. Por lo que respecta a las personas que estarán a cargo de la impartición del citado nuevo curso, serán docentes de la UIB y de otras universidades españolas. Además, se contará con la participación de expertos y profesionales a nivel internacional. La configuración de esta nueva titulación, diseñada para un mínimo de 12 alumnos, combinará una visión global con otra centrada en España de manera general y en Baleares de manera particular.

Comisión de seguimiento
Paralelamente, se constituirá una comisión de seguimiento, conformada por un representante de la Fundación Universidad Empresa de las Islas Baleares (FUEIB), un representante de la UIB y dos representantes de la Consejería de Administraciones Públicas y Modernización del Govern, con el objetivo de hacer un seguimiento periódico del estado de ejecución y de la tramitación administrativa de la creación y la impartición del citado estudio.

Cabe recordar que la Ley 2/2018, de 13 de abril, de Memoria y Reconocimiento Democráticos de las Islas Baleares, establecía que uno de sus objetivos era «velar por el conocimiento y la difusión de la historia en las Islas Baleares durante la II República, la Guerra Civil, la Dictadura franquista, la Transición y la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía del año 1983, como legado cultural de las Islas Baleares». Dicha ley fue aprobada en la pasada legislatura, durante el primer mandato de Armengol como presidenta de la Comunidad.

En ese contexto, se preveía que el Govern podría desarrollar convenios y otros instrumentos con los consells insulares, los ayuntamientos, las asociaciones memorialistas, las asociaciones de víctimas y las entidades académicas para el estudio y el conocimiento de los hechos acontecidos en Baleares en el periodo comprendido entre la II República y la entrada en vigor del primer Estatuto de Autonomía.,
El decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), Miguel Deyá, se opuso a la creación del curso «Especialista Universitario en Políticas e Investigación en Justicia de Transición y Memoria Democrática», que se pondrá en marcha este mismo mes de octubre. Deyá votó en contra de esa iniciativa impulsada por la UIB y pidió además el voto negativo, al entender que era «una forma de ingeniería social, para decidir desde el poder lo que es la historia».

Deyá ha explicado este martes a ABC que la citada iniciativa se debatió y votó durante el Consejo de Gobierno de la UIB celebrado la pasada semana. En dicha reunión había en torno a unas 40 personas. Además del voto en contra de Deyá, hubo otros dos «noes», aunque sólo por razones administrativas de tramitación del título. El decano se dirigió a los presentes en el Consejo de Gobierno indicando que lo único que acepta de la denominada Ley de Memoria Histórica —aprobada en 2007— e indirectamente del nuevo curso es que «cada uno tiene derecho a enterrar a sus antepasados donde quiera».

A continuación, Deyá anunció que votaría en contra de la titulación sobre «Memoria Democrática» por tres razones, «por coherencia personal
, porque tanto la citada ley como el curso obedecen a un designio del poder de imponer una lectura concreta de un hecho histórico y porque todo se reduce a lo acontecido después del 18 de julio de 1936, sin analizar las causas que condujeron a ese hecho». Deyá es, además de decano, profesor titular de Historia Moderna de la UIB. Por otro lado, son conocidas desde hace años sus críticas al nacionalismo y al independentismo en el ámbito universitario.

Cabe recordar, en ese sentido, que en octubre de 2017 la UIB abrió un expediente informativo a Deyá por su actuación contraria a varios actos estudiantiles celebrados en favor del referéndum ilegal del 1 de octubre de aquel año en Cataluña. En concreto, el 22 de septiembre de 2017 Deyá retiró una bandera estelada y una pancarta con la inscripción «Urna, grande y libre» que habían sido colocadas en la estatua ubicada en el claustro del edificio Ramón Llull. El citado expediente informativo se cerró en abril de 2018 sin que se impusiera al decano ningún tipo de sanción. Previamente, en la legislatura 2011-2015, Deyá había sido el director general de Universidad e Investigación en el Ejecutivo regional que en aquel periodo presidió el popular José Ramón Bauzá, quien actualmente es eurodiputado de Cs.

Apoyo institucional
El nuevo título propio de la UIB supondrá 36 créditos europeos para el año académico 2020-2021 y tendrá una duración de nueve meses de sesiones presenciales, desde el 29 de octubre de 2020 hasta el 27 de marzo de 2021, además de la presentación del trabajo final en los meses de junio y julio. Como se ha indicado, el citado título universitario ha sido impulsado por la UIB, con la colaboración de la Secretaría Autonómica de Memoria Democrática y Buen Gobierno, mediante la Dirección General de Memoria Democrática.

Precisamente, la portavoz del Ejecutivo balear, la socialista Pilar Costa, anunció ayer que el Govern había acordado este lunes autorizar una subvención directa de hasta 50.000 euros a favor de la UIB para la creación e impartición del mencionado curso sobre «Memoria Democrática». Costa explicó que esa nueva titulación universitaria «quiere dar respuesta a una demanda social creciente» para la promoción de «la verdad, la justicia y la reparación». La portavoz del Govern recordó, asimismo, que hasta ahora no existía ningún estudio «propio ni oficial en esta materia en la UIB», ni tampoco ninguna asignatura que tratase la cuestión desde una perspectiva interdisciplinaria.

En Baleares gobierna en la presente legislatura un tripartito conformado por el PSOE, Unidas Podemos y MÉS per Mallorca, bajo la presidencia de la socialista Francina Armengol. Por lo que respecta a las personas que estarán a cargo de la impartición del citado nuevo curso, serán docentes de la UIB y de otras universidades españolas. Además, se contará con la participación de expertos y profesionales a nivel internacional. La configuración de esta nueva titulación, diseñada para un mínimo de 12 alumnos, combinará una visión global con otra centrada en España de manera general y en Baleares de manera particular.

Comisión de seguimiento
Paralelamente, se constituirá una comisión de seguimiento, conformada por un representante de la Fundación Universidad Empresa de las Islas Baleares (FUEIB), un representante de la UIB y dos representantes de la Consejería de Administraciones Públicas y Modernización del Govern, con el objetivo de hacer un seguimiento periódico del estado de ejecución y de la tramitación administrativa de la creación y la impartición del citado estudio.

Cabe recordar que la Ley 2/2018, de 13 de abril, de Memoria y Reconocimiento Democráticos de las Islas Baleares, establecía que uno de sus objetivos era «velar por el conocimiento y la difusión de la historia en las Islas Baleares durante la II República, la Guerra Civil, la Dictadura franquista, la Transición y la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía del año 1983, como legado cultural de las Islas Baleares». Dicha ley fue aprobada en la pasada legislatura, durante el primer mandato de Armengol como presidenta de la Comunidad.

En ese contexto, se preveía que el Govern podría desarrollar convenios y otros instrumentos con los consells insulares, los ayuntamientos, las asociaciones memorialistas, las asociaciones de víctimas y las entidades académicas para el estudio y el conocimiento de los hechos acontecidos en Baleares en el periodo comprendido entre la II República y la entrada en vigor del primer Estatuto de Autonomía.

Por