Lun. Jun 21st, 2021

El director de la campaña de reelección de Donald Trump, Bill Stepien, ha anunciado este viernes que ha dado positivo de Covid-19, horas después de que a primera hora de la mañana el presidente de EE.UU. anunciara que tiene el virus.

Varios medios estadounidenses informaron del contagio de Stepien, máximo responsable de los esfuerzos para lograr la victoria electoral. Según dijo un miembro de la campaña a ‘Politico’, Stepien sufre «síntomas leves similares a la gripe». El director de campaña, de 42 años, guardará cuarentena en su casa y dirigirá las operaciones de forma remota.

Con el contagio de Stepien, son ya casi una decena de altos cargos de Trump o del partido republicano los que han anunciado que han dado positivo: el presidente, la primera dama, las asesoras Hope Hicks (el primer contagio en conocerse) y Kellyanne Conway (se conoció también el viernes por la noche), los senadores MIke Lee y Thom Tillis, el reverendo John Jenkins y la presidenta del partido republicano, Ronna McDaniel.

La mayoría de ellos estuvieron el sábado en el jardín de las rosas de la Casa Blanca, con motivo de la presentación de la jueza nominada por Trump al Tribunal Supremo, Amy Coney Barrett. Muchos de ellos se sentaron en proximidad. Se teme que ese acto haya sido un evento de ‘supercontagio’ y que en las próximas horas aparezcan más casos de otros asistentes.

Stepien es una pieza clave en el futuro político de Trump y su contagio se produce con la incertidumbre de la convalecencia del presidente, ingresado en el hospital Walter Reed y bajo tratamiento experimental, y a un mes de la cita con las urnas. Stepien fue ascendido al cargo de director de campaña el pasado julio, en sustitución de Brad Parscale, que había estado al frente de la campaña de reelección y que en la victoria de 2016 fue clave en la estrategia digital.

El fiasco en el mitin de Tulsa (Oklahoma) a finales de junio -el primer intento de Trump de regresar a los mítines multitudinarios a pesar de la pandemia- y las dudas sobre la eficiencia en el gasto de la campaña, acabaron con la salida de Parscale, que quedó degradado a una posición inferior. Apenas apareció en las operaciones de campaña desde entonces y el mes pasado fue detenido en Florida por amenazar con suicidarse.

El contagio de Trump y Stepien ocurre en un momento en el que el presidente va por detrás en las encuestas frente a Joe Biden, y cuando su campaña necesitaba una reacción para remontar antes del 3 de noviembre.,
El director de la campaña de reelección de Donald Trump, Bill Stepien, ha anunciado este viernes que ha dado positivo de Covid-19, horas después de que a primera hora de la mañana el presidente de EE.UU. anunciara que tiene el virus.

Varios medios estadounidenses informaron del contagio de Stepien, máximo responsable de los esfuerzos para lograr la victoria electoral. Según dijo un miembro de la campaña a ‘Politico’, Stepien sufre «síntomas leves similares a la gripe». El director de campaña, de 42 años, guardará cuarentena en su casa y dirigirá las operaciones de forma remota.

Con el contagio de Stepien, son ya casi una decena de altos cargos de Trump o del partido republicano los que han anunciado que han dado positivo: el presidente, la primera dama, las asesoras Hope Hicks (el primer contagio en conocerse) y Kellyanne Conway (se conoció también el viernes por la noche), los senadores MIke Lee y Thom Tillis, el reverendo John Jenkins y la presidenta del partido republicano, Ronna McDaniel.

La mayoría de ellos estuvieron el sábado en el jardín de las rosas de la Casa Blanca, con motivo de la presentación de la jueza nominada por Trump al Tribunal Supremo, Amy Coney Barrett. Muchos de ellos se sentaron en proximidad. Se teme que ese acto haya sido un evento de ‘supercontagio’ y que en las próximas horas aparezcan más casos de otros asistentes.

Stepien es una pieza clave en el futuro político de Trump y su contagio se produce con la incertidumbre de la convalecencia del presidente, ingresado en el hospital Walter Reed y bajo tratamiento experimental, y a un mes de la cita con las urnas. Stepien fue ascendido al cargo de director de campaña el pasado julio, en sustitución de Brad Parscale, que había estado al frente de la campaña de reelección y que en la victoria de 2016 fue clave en la estrategia digital.

El fiasco en el mitin de Tulsa (Oklahoma) a finales de junio -el primer intento de Trump de regresar a los mítines multitudinarios a pesar de la pandemia- y las dudas sobre la eficiencia en el gasto de la campaña, acabaron con la salida de Parscale, que quedó degradado a una posición inferior. Apenas apareció en las operaciones de campaña desde entonces y el mes pasado fue detenido en Florida por amenazar con suicidarse.

El contagio de Trump y Stepien ocurre en un momento en el que el presidente va por detrás en las encuestas frente a Joe Biden, y cuando su campaña necesitaba una reacción para remontar antes del 3 de noviembre.

Por