Lun. Jun 21st, 2021

El Faro del Cabo de la Huerta de Alicante se convertirá en un restaurante de lujo con unas vistas privilegiadas por su situación asomado al Mediterráneo, en una zona del litoral no masificada y con numerosas calas rocosas.

La Autoridad Portuaria de Alicante (APA) ha concedido la reforma y explotación de los edificios anexos a este edificio singular -en desuso desde hace años- a una de las cinco mercantiles que han optado al concurso público por un plazo de 15 años, prorrogables por 5 más, con una superficie total de 1.861,66 metros cuadrados.

En un comunicado, la APA ha informado de que, al mismo tiempo, ha desestimado las 152 alegaciones planteadas, entre otros por Unides Podem, una de las más repetidas es que se deseche un negocio de restauración y que se establezca en ese entorno un centro de interpretación.

El puerto ha contestado que para ello habría sido imprescindible que cualquier organismo o asociación público o privada hubiera formulado la correspondiente propuesta de solicitud de una concesión, «lo que obviamente no ha sucedido».

En consecuencia, la APA se ha limitado a tramitar la solicitud de la empresa adjudicataria del concurso para poder utilizar y conservar un espacio que lleva tiempo cerrado, para hacer viable un equipamiento de interacción puerto-ciudad.

Algunas alegaciones solicitan de la APA que exija a la adjudicataria el correspondiente certificado de compatibilidad urbanística, posible necesidad de intervención arqueológica y de impacto ambiental, entre otras.

«Quienes han alegado con tales argumentos, lamentablemente, desconocen que la APA no es competente para ello, lo que no es óbice para que el concesionario no deba obtener los permisos, licencias y autorización que, conforme a otras reglamentaciones, sean exigibles», según el comunicado.

Imagen difundida por Unides Podem de la concentración de este viernes junto al Faro

ABC
Ha recordado que esta concesión está enmarcada dentro de la estrategia “Faros de España”, fomentada desde hace una década por Puertos del Estado para garantizar la conservación responsable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente de este tipo de instalaciones.

Esta iniciativa supone una vía de financiación complementaria para su mantenimiento y conservación.

La APA ya ha otorgado concesiones de otros faros, concretamente del de Punta Albir al Ayuntamiento de l’Alfàs del Pí, y de Sant Antoni al de Xàbia para construir y explotar centros de interpretación de su entorno medioambiental.

Oposición ecologista
Como reacción a este proyecto, las eurodiputadas de Izquierda Unida Sira Rego y Manu Pineda han solicitado a la Comisión Europea el cumplimiento de la Directiva 2014/52/UE, la proteccion de este espacio medioambiental europeo integrado en la Red Natura 2000 y la revisión de la concesión autorizada por la Autoridad Portuaria.

Unides Podem y los grupos ecologistas AHSA, la Colla Ecologista de Alacant y la Plataforma Salvem el Nostre Patrimoni junto con asociaciones de vecinos, sociales, políticas y culturales han protestado también en una concentración este viernes en los accesos al Faro para mostrar su interés de que el Faro del Cabo de la Huerta sea un centro de interpretación ambiental de sus valores naturales y que la Autoridad Portuaria APA no apruebe dicha solicitud de concesión hostelera,
El Faro del Cabo de la Huerta de Alicante se convertirá en un restaurante de lujo con unas vistas privilegiadas por su situación asomado al Mediterráneo, en una zona del litoral no masificada y con numerosas calas rocosas.

La Autoridad Portuaria de Alicante (APA) ha concedido la reforma y explotación de los edificios anexos a este edificio singular -en desuso desde hace años- a una de las cinco mercantiles que han optado al concurso público por un plazo de 15 años, prorrogables por 5 más, con una superficie total de 1.861,66 metros cuadrados.

En un comunicado, la APA ha informado de que, al mismo tiempo, ha desestimado las 152 alegaciones planteadas, entre otros por Unides Podem, una de las más repetidas es que se deseche un negocio de restauración y que se establezca en ese entorno un centro de interpretación.

El puerto ha contestado que para ello habría sido imprescindible que cualquier organismo o asociación público o privada hubiera formulado la correspondiente propuesta de solicitud de una concesión, «lo que obviamente no ha sucedido».

En consecuencia, la APA se ha limitado a tramitar la solicitud de la empresa adjudicataria del concurso para poder utilizar y conservar un espacio que lleva tiempo cerrado, para hacer viable un equipamiento de interacción puerto-ciudad.

Algunas alegaciones solicitan de la APA que exija a la adjudicataria el correspondiente certificado de compatibilidad urbanística, posible necesidad de intervención arqueológica y de impacto ambiental, entre otras.

«Quienes han alegado con tales argumentos, lamentablemente, desconocen que la APA no es competente para ello, lo que no es óbice para que el concesionario no deba obtener los permisos, licencias y autorización que, conforme a otras reglamentaciones, sean exigibles», según el comunicado.

Imagen difundida por Unides Podem de la concentración de este viernes junto al Faro

ABC
Ha recordado que esta concesión está enmarcada dentro de la estrategia “Faros de España”, fomentada desde hace una década por Puertos del Estado para garantizar la conservación responsable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente de este tipo de instalaciones.

Esta iniciativa supone una vía de financiación complementaria para su mantenimiento y conservación.

La APA ya ha otorgado concesiones de otros faros, concretamente del de Punta Albir al Ayuntamiento de l’Alfàs del Pí, y de Sant Antoni al de Xàbia para construir y explotar centros de interpretación de su entorno medioambiental.

Oposición ecologista
Como reacción a este proyecto, las eurodiputadas de Izquierda Unida Sira Rego y Manu Pineda han solicitado a la Comisión Europea el cumplimiento de la Directiva 2014/52/UE, la proteccion de este espacio medioambiental europeo integrado en la Red Natura 2000 y la revisión de la concesión autorizada por la Autoridad Portuaria.

Unides Podem y los grupos ecologistas AHSA, la Colla Ecologista de Alacant y la Plataforma Salvem el Nostre Patrimoni junto con asociaciones de vecinos, sociales, políticas y culturales han protestado también en una concentración este viernes en los accesos al Faro para mostrar su interés de que el Faro del Cabo de la Huerta sea un centro de interpretación ambiental de sus valores naturales y que la Autoridad Portuaria APA no apruebe dicha solicitud de concesión hostelera

Por