Jue. Jun 24th, 2021

Estupor es una palabra que se queda corta en el caso del supuesto intento de asesinato del miembro de «La Trinca» y productor televisivo Josep Maria Mainat por parte, presuntamente, de Angela Dobrowolski, con la que se casó en 2011 y tiene dos hijos. Ese jueves se hacía público que un juzgado de Barcelona investiga los hechos ocurridos hace tres meses que llevaron a la mujer a ser detenida después de hallar indicios que acreditaban que intentó matar a su marido diabético administrándole insulina mientras dormía.

Esta información se ha convertido ya en un auténtico huracán mediático y, bajo la atenta mirada de paparazzis y periodistas, el domicilio familiar se ha convertido este viernes en una escena de lo más escandalosa. La Policía ha abandonado hace apenas unos minutos el inmueble, en el que esta mañana se ha podido ver a una mujer desconocida saliendo de la casa del productor con tres maletas. Entre lágrimas y gritando, la joven ha asegurado que lleva cuatro días en el interior obligada y ha explicado que su relación con Angela Dobrowolski es que ella está con su ex, un escort latino contratado por la mujer de Mainat que vive en el interior de la casa.

Tras el escándalo, Pol Mainat, el hijo que el productor tuvo con la actriz Rosa María Sardá -fallecida en junio de este año- ha enviado un comunicado a Chelo García Cortés que ha sido reproducido en «Sálvame». «Son muchas las cosas que han pasado este año y todas terribles. Me daría una profunda vergüenza contarlas en público y desearía que jamás salieran a la luz», comenzaba explicando después de haber agradecido a la prensa el trato recibido y de recordar con cariño a su madre.

Y continuaba: «Quiero aclarar que todo lo que se está viendo en las últimas horas son cosas que nosotros desconocíamos por completo. Ni mi padre ni ningún miembro de nuestra familia conocemos a todas las personas que están apareciendo en nuestra casa. Ni tenemos constancia alguna de su relación con la esposa de Josep Maria, hasta que empezó la investigación policial».

Jorge Javier Vázquez, que es quien ha puesto voz a las palabras de Pol, concluía el texto: «Nuestra familia estamos igual de consternados que vosotros ante las vergonzosas imágenes que se están viendo dentro de nuestra propiedad. Y quiero dejar claro que mi padre nunca ha participado en estas actividades, tan solo ha pretendido ser en estos años un buen compañero y sobre todo un buen padre, como lo ha sido siempre conmigo». Estas últimas palabras hacen referencia a acusaciones de diversa índole e incluso de carácter sexual que se han vertido sobre Mainat en las últimas horas.,
Estupor es una palabra que se queda corta en el caso del supuesto intento de asesinato del miembro de «La Trinca» y productor televisivo Josep Maria Mainat por parte, presuntamente, de Angela Dobrowolski, con la que se casó en 2011 y tiene dos hijos. Ese jueves se hacía público que un juzgado de Barcelona investiga los hechos ocurridos hace tres meses que llevaron a la mujer a ser detenida después de hallar indicios que acreditaban que intentó matar a su marido diabético administrándole insulina mientras dormía.

Esta información se ha convertido ya en un auténtico huracán mediático y, bajo la atenta mirada de paparazzis y periodistas, el domicilio familiar se ha convertido este viernes en una escena de lo más escandalosa. La Policía ha abandonado hace apenas unos minutos el inmueble, en el que esta mañana se ha podido ver a una mujer desconocida saliendo de la casa del productor con tres maletas. Entre lágrimas y gritando, la joven ha asegurado que lleva cuatro días en el interior obligada y ha explicado que su relación con Angela Dobrowolski es que ella está con su ex, un escort latino contratado por la mujer de Mainat que vive en el interior de la casa.

Tras el escándalo, Pol Mainat, el hijo que el productor tuvo con la actriz Rosa María Sardá -fallecida en junio de este año- ha enviado un comunicado a Chelo García Cortés que ha sido reproducido en «Sálvame». «Son muchas las cosas que han pasado este año y todas terribles. Me daría una profunda vergüenza contarlas en público y desearía que jamás salieran a la luz», comenzaba explicando después de haber agradecido a la prensa el trato recibido y de recordar con cariño a su madre.

Y continuaba: «Quiero aclarar que todo lo que se está viendo en las últimas horas son cosas que nosotros desconocíamos por completo. Ni mi padre ni ningún miembro de nuestra familia conocemos a todas las personas que están apareciendo en nuestra casa. Ni tenemos constancia alguna de su relación con la esposa de Josep Maria, hasta que empezó la investigación policial».

Jorge Javier Vázquez, que es quien ha puesto voz a las palabras de Pol, concluía el texto: «Nuestra familia estamos igual de consternados que vosotros ante las vergonzosas imágenes que se están viendo dentro de nuestra propiedad. Y quiero dejar claro que mi padre nunca ha participado en estas actividades, tan solo ha pretendido ser en estos años un buen compañero y sobre todo un buen padre, como lo ha sido siempre conmigo». Estas últimas palabras hacen referencia a acusaciones de diversa índole e incluso de carácter sexual que se han vertido sobre Mainat en las últimas horas.

Por