Sáb. May 8th, 2021

El hasta ahora obispo de Bilbao, Monseñor Iceta, se mostró ayer ilusionado ante su «etapa castellana» después de ser nombrado por el Papa Francisco arzobispo de Burgos tras la jubilación de Fidel Herráez, que llevaba cinco años en esta responsabilidad. En una carta abierta a las Diócesis de Burgos y Bilbao, Mario Iceta adelanta que sus principales ejes en Burgos serán el Plan Pastoral y la celebración en 2021 del octavo centenario de la Catedral. Pide, además, «paciencia» a la feligresía de la archidiócesis, «porque los primeros andares siempre son inseguros y las primeras palabras vacilantes».

Tras el anuncio simultáneo del relevo en Roma, Bilbao y Burgos, por decisión del Papa, el nuevo arzobispo de Burgos dijo ser «consciente» de sus limitaciones y recordó que antes de Bilbao tuvo su primer destino durante 14 años en Córdoba, en una «etapa andaluza» que le marcó «para siempre». También expresó su gratitud con la Iglesia de Bilbao, donde se encuentran sus «raíces» y donde recibió el «inmenso don de la fe».

El nuevo arzobispo de Burgos nació en Gernika, tiene 55 años y desde el pasado marzo es miembro de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal española. Su currículo académico incluye un doctorado en Medicina, especialista en Bioética, músico, políglota y hasta un máster en gestión bancaria.

El 5 de diciembre
El prelado agradeció sus 12 años de ministerio en Vizcaya y expresó el deseo de servir con «plena entrega y afecto» a la «insigne y venerable Iglesia metropolitana de Burgos».

Monseñor Iceta oficiará una misa de acción de gracias en la catedral de Bilbao el 28 de noviembre y celebrará el inicio de su ministerio el próximo 5 de diciembre en la Catedral de Burgos. La despedida oficial de Fidel Herráez será el próximo 6 de noviembre coincidiendo con la apertura del Año Jubilar. El hasta ahora arzobispo de Burgos presentó el pasado 28 de julio de 2019, el mismo día que cumplía 75 años, al Papa Francisco su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis. Monseñor Herráez fue nombrado arzobispo de Burgos el 30 de octubre de 2015 y tomó posesión el 28 de noviembre del mismo año.

Fidel Herráez elogió el trabajo hecho por la Fundación VIII Centenario de la Catedral en el que ha participado, aunque no lo podrá culminar, dado que los 800 años de la colocación de la primera piedra del templo se cumplen en 2021. «Salís ganando con el cambio», afirmó en una rueda de prensa en la que calificó a Mario Iceta como «el mejor preparado».,
El hasta ahora obispo de Bilbao, Monseñor Iceta, se mostró ayer ilusionado ante su «etapa castellana» después de ser nombrado por el Papa Francisco arzobispo de Burgos tras la jubilación de Fidel Herráez, que llevaba cinco años en esta responsabilidad. En una carta abierta a las Diócesis de Burgos y Bilbao, Mario Iceta adelanta que sus principales ejes en Burgos serán el Plan Pastoral y la celebración en 2021 del octavo centenario de la Catedral. Pide, además, «paciencia» a la feligresía de la archidiócesis, «porque los primeros andares siempre son inseguros y las primeras palabras vacilantes».

Tras el anuncio simultáneo del relevo en Roma, Bilbao y Burgos, por decisión del Papa, el nuevo arzobispo de Burgos dijo ser «consciente» de sus limitaciones y recordó que antes de Bilbao tuvo su primer destino durante 14 años en Córdoba, en una «etapa andaluza» que le marcó «para siempre». También expresó su gratitud con la Iglesia de Bilbao, donde se encuentran sus «raíces» y donde recibió el «inmenso don de la fe».

El nuevo arzobispo de Burgos nació en Gernika, tiene 55 años y desde el pasado marzo es miembro de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal española. Su currículo académico incluye un doctorado en Medicina, especialista en Bioética, músico, políglota y hasta un máster en gestión bancaria.

El 5 de diciembre
El prelado agradeció sus 12 años de ministerio en Vizcaya y expresó el deseo de servir con «plena entrega y afecto» a la «insigne y venerable Iglesia metropolitana de Burgos».

Monseñor Iceta oficiará una misa de acción de gracias en la catedral de Bilbao el 28 de noviembre y celebrará el inicio de su ministerio el próximo 5 de diciembre en la Catedral de Burgos. La despedida oficial de Fidel Herráez será el próximo 6 de noviembre coincidiendo con la apertura del Año Jubilar. El hasta ahora arzobispo de Burgos presentó el pasado 28 de julio de 2019, el mismo día que cumplía 75 años, al Papa Francisco su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis. Monseñor Herráez fue nombrado arzobispo de Burgos el 30 de octubre de 2015 y tomó posesión el 28 de noviembre del mismo año.

Fidel Herráez elogió el trabajo hecho por la Fundación VIII Centenario de la Catedral en el que ha participado, aunque no lo podrá culminar, dado que los 800 años de la colocación de la primera piedra del templo se cumplen en 2021. «Salís ganando con el cambio», afirmó en una rueda de prensa en la que calificó a Mario Iceta como «el mejor preparado».

Por