Sáb. May 8th, 2021

 , BARCELONA.- La nueva guerra entre Armenia y Azerbaiyán por el control de la región de Nagorno Karabaj tomó desprevenida a la comunidad internacional, con la excepción del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que reaccionó con celeridad ofreciendo su apoyo a Bakú. Siendo un territorio remoto, sin apenas corresponsales extranjeros que puedan separar la realidad de la propaganda, la confusión parece dominar en las cancillerías y la prensa internacional, mientras los expertos advierten de un nuevo choque de intereses entre Turquía y Rusia, enfrentados ya en Libia y Siria.

Por